Noticia

La Policía detecta un nuevo sistema para evitar radares

La Policía detecta un nuevo sistema para evitar radares

Laura Tirado

03/05/2012 - 13:40

La Policía Local de Sevilla ha detectado a un grupo de motoristas que evitaban ser multados por radares de velocidad mediante un sistema que oculta las matrículas de sus motos si el conductor activa un mando a distancia.

La Policía de Sevilla ha detectado un nuevo sistema para evitar radares durante un control de alcoholemia que tuvo lugar la madrugada del sábado pasado. Al interrumpir la marcha de ocho conductores que viajaban en motos de gran cilindrada, los agentes de la Policía descubrieron que las matrículas de varias de las motos se podían mover por control remoto.

Radares

El sistema para evitar radares consiste en un mando a distancia que activa un pequeño motor eléctrico que cambia la matrícula de posición -concretamente, la deja ‘tumbada’ y mirando hacia el suelo- para que resulte invisible a los radares de velocidad de cualquier tipo o los helicópteros. El mando a distancia es similar a los de apertura remota de la puerta de cualquier garaje, y gracias a su reducido tamaño, se puede pegar con velcro al depósito de la propia moto.

Según la Policía de Sevilla, en el momento de la detención, los motoristas llevaban los mandos a distancia metidos en sus bolsillos, para evitar cualquier sospecha ante un eventual control de la Fuerzas de Orden Público. El sistema incluye, además, un indicador lumínico situado en el manillar de la moto, que se enciende cuando la matrícula está oculta y se apaga al volver a colocarla en su posición normal.

Este sistema es la versión más 'sofisticada' encontrada hasta ahora en motos para evitar los radares, pues normalmente se ocultan las matrículas con simples pañuelos, reflectantes colocados justo al lado de la matrícula, o matrículas de un tamaño inferior al mínimo exigido por ley. Por ello, la Policía Local de Sevilla ya ha alertado a la Guardia Civil ante la posibilidad de que haya más motos en circulación con este nuevo sistema.

Los motoristas 'pillados' han sido denunciados con multas entre los 3.000 y los 6.000 euros por infringir el artículo 11.6 de la Ley 339/1990 sobre Tráfico, sobre Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, que prohíbe que en los vehículos se instalen mecanismos o sistemas, se lleven instrumentos o se acondicionen de forma encaminada a eludir la vigilancia de los agentes de tráfico, o que emitan o hagan señales con dicha finalidad.

Fuente: Agencia EFE.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches