Noticia

Mantenimiento del coche: piezas a cambiar a los 100.000 km

Mantenimiento del coche: piezas a cambiar a los 100.000 km

Ignacio de Haro

24/05/2016 - 11:39

Te presentamos una guía de mantenimiento para tu coche con las piezas a cambiar a los 100.000 km, una recopilación con los componentes y elementos del vehículo que deberías revisar al alcanzar dicho kilometraje. Ya sabes que es mejor prevenir que curar, así que quizá estos consejos te ahorren algún que otro disgusto durante los desplazamientos veraniegos.

No te pierdas: Las ocho piezas que antes se rompen en un coche nuevo

Seguro que no te descubrimos nada nuevo si te decimos que si realizas un mantenimiento preventivo del coche, probablemente te evitarás muchos contratiempos en forma de averías. Y dado que son muchos los que comenzarán a disfrutar de las vacaciones estivales en cuestión de semanas, te presentamos una guía de mantenimiento para tu coche con las piezas a cambiar a los 100.000 km, una recopilación con los componentes y elementos del vehículo que deberías revisar al alcanzar dicho kilometraje.

Este artículo te servirá para hacerte una idea de cuáles son los elementos y piezas del coche que debes revisar a los 100.000 km pero, evidentemente, tienes que tener en cuenta que se tratan de recomendaciones genéricas. Hay muchos factores que entran en juego para determinar qué es lo que debes mirar o sustituir una vez alcanzada esta distancia, ya que no es lo mismo alcanzar ese centenar de miles de kilómetros en tres años que en 10; en este último caso te podrías encontrar con que varios de los elementos de tu coche han caducado.

La mejor recomendación que te pueden dar para asegurar el mejor mantenimiento para tu coche es la de seguir a raja tabla las revisiones y los intervalos preventivos de sustitución de los diferentes elementos que dan los fabricantes. Son ellos los que han diseñado tu vehículo y por tanto, rara vez encontrarás mejores consejos que los suyos para asegurar la máxima fiabilidad y no estar sufriendo averías constantemente. Con esto no queremos decir que tengas que acudir al concesionario oficial, pues recuerda que desde el 2010 puedes pasar la revisión en otros talleres sin perder la garantía original.

Una vez aclarado esto, pasemos a conocer cuáles son las piezas del coche que debes revisar a los 100.000 km empezando por los diferentes líquidos. Omitimos el cambio de aceite porque se entiende que la sustitución de esta sustancia viscosa entra dentro de lo que se considera normal, aunque no está de más recordarte que no solo debes cambiarlo por kilometraje (es decir, una vez alcanzada la cifra recomendada por la marca), también conviene sustituirlo cada año o dos años incluso si prácticamente no usas el coche. Lo mismo podemos decir del filtro del aceite, aunque de los diferentes filtros hablaremos más adelante.

Debes revisar el estado en el que se encuentra el líquido refrigerante de tu coche, especialmente si ya tiene unos añitos, puesto que los vehículos más modernos emplean refrigerantes orgánicos que no tienen una fecha de caducidad como tal. Por norma general, se recomienda sustituir este elemento del coche cada 100.000 kilómetros o en su defecto, una vez alcanzados los 10 años desde la fecha de fabricación (cada 5 años o incluso menos en el caso de los vehículos que no cuente con refrigerante orgánico). Lo mismo podemos decir de los aceites del diferencial y de la caja de cambios (ojo con los modelos con tracción integral),  que aunque es posible que no aparezcan en las recomendaciones del fabricante, deben sustituirse al menos una vez cada 10 años o al alcanzar los 100.000 km. Esto también afecta al líquido del cambio automático, en caso de que tu coche lo equipe.

La inmensa mayoría de los coches que se comercializan actualmente emplean direcciones con asistencia eléctrica, incluso los coches más baratos que puedes comprar, pero si no es el caso de tu vehículo, también es recomendable sustituir el líquido de la dirección asistida una vez alcanzado este kilometraje. Por último pero no por ello menos importante, el líquido de frenos, que es otro de los que tienen fecha de caducidad, por lo que se recomienda cambiarlo cada dos años.

Una vez vistos los líquidos, pasemos a conocer los filtros del coche que debes cambiar cada 100.000 kilómetros. Además del filtro del aceite y del aire (del motor y del habitáculo), que entran dentro de lo que se considera una revisión normal (al igual que el cambio de pastillas, discos, ruedas, bujías, correa de distribución…), una vez superados los cuatro años de edad, incluso antes de llegar a alcanzar ese centenar de miles de kilómetros de los que hablamos, es recomendable cambiar el filtro de combustible. Así garantizarás un suministro constante de carburante libre de impurezas al motor. Lo mismo se puede aplicar al filtro de la caja de cambios automática, en caso de que tu vehículo monte un cambio de este tipo.

Por último, realiza una revisión visual de los diferentes componentes que se sitúan en el vano motor y que son claves para el correcto funcionamiento del propulsor, tales como las correas auxiliares (buscas fisuras o un desgaste pronunciado) o los diferentes manguitos y tubos que puedes encontrar ahí, que con el paso del tiempo pueden acabar agrietándose y por tanto, dar lugar a fugas o filtraciones.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches