Reportaje

Cómo cambiar una rueda pinchada

Cómo cambiar una rueda pinchada

Emilio Salmoral

01/04/2016 - 09:43

Cómo cambiar una rueda pinchada es algo que tienen que saber hacer todos los conductores. Te de lo deberían de haber enseñado en la autoescuela, si no fue así, te recomiendo que le eches un vistazo a este artículo. ¡Aprenderás a hacerlo a la perfección!

No te pierdas: ‘Todo lo que deberías saber sobre los neumáticos baratos

Cómo cambiar una rueda pinchada es una operación que debe saber cualquier automovilista que se precie. Te lo deberían de haber enseñado en la autoescuela pero si no fue así, te recomiendo a que no te pierdas este articulo. Ningún conductor está libre de sufrir un pinchazo.

Si sufres el pinchazo o reventón de un neumático en marcha, lo primero que tienes que hacer es sujetar con fuerza el volante e intentar mantener la trayectoria. Nunca frenes de golpe ya que puedes perder el control del vehículo. Pon los ‘warning’ de tu coche y busca un sitio seguro donde detenerte y que no moleste al resto de coches.

pinchazo neumatico

Señaliza la emergencia

Es el momento de señalizar la zona de emergencia donde vas a cambiar la rueda. Saca el chaleco que deberías llevar en la guantera del coche y, si viajas acompañado, indícales que abandonen el coche y se sitúen en un lugar seguro fuera de la calzada.

señala emergencia

Debes indicar a los demás conductores que estás situado en la cuneta así que te tocará usar los triángulos. Si la vía tiene un solo sentido de circulación (una autovía) tienes que poner un triángulo en la parte trasera del coche a unos 50 metros de distancia. Si una carretera con dos sentidos, tendrás que poner otro triángulo en la parte delantera.

Herramientas necesarias para cambiar una rueda

Gato, para levantar el coche

Llave de ruedas para aflojar los tornillos

Gancho o destornillador para quitar los tapacubos o embellecedor de los tornillos

También puede ser muy interesante que tengas:

Guantes, para no ensuciarte las manos

Calzo, para evitar que el coche se mueva

Te recomiendo que le eches un vistazo a las 10 herramientas que no pueden faltar en tu coche.

Primer paso: calza el coche

calzar coche

Debes evitar que el coche se mueva durante el proceso. Así que inserta la primera velocidad y pon el freno de mano. Si tiene un calzo, ponlo en el eje donde no se ha producido el pinchazo. En caso de tener un calzo, una piedra puede servirte. No olvides retirarla de la carretera cuando acabes de cambiar la rueda.

Segundo paso: aflojado de tornillos

afloja tornillos

Antes de levantar el coche, es conveniente aflojar un poco los tornillos con todo el coche apoyado sobre el suelo. Los coches actuales suelen llevar los tornillos cubiertos por un tapacubos o embellecedor. Junto con las herramientas del coche, te encontrarás una especie de gancho o destornillador para poder desmontarlo.

Llega el momento de hacer fuerza, los tornillos se aflojan en sentido contrario a las agujas del reloj. Si ves que no tienes la fuerza suficiente, prueba a subirte encima de la llave de ruedas. Pero atención, inserta muy bien la llave en los tornillos para que se apoye bien y, de este modo, no desgastarás los bordes de los tornillos.

También es posible que necesites un adaptador para los tornillos antirrobo que tienen algunos coches. Si tu coche lo tiene, debe de estar con el resto de herramientas. ¡Importante! No aflojes los tornillos por completo en este paso. Solo debes hacerlo un poco. Más adelante los desmontarás. En este paso lo que se hace es facilitar su desmontaje antes de que el coche esté con la rueda en el aire.

Tercer paso: levanta el coche

Es uno de los momentos más delicados y tendrás que hacerlo con mucha precaución. Sitúa el gato en la zona reservada en el bastidor del coche. Verás que es una zona plana y que el gato de puede apoyar fácilmente.

Comienza a darle a la manivela en el sentido de la agujas del reloj. ¡Te tocará hacer fuerza! El coche ira subiendo poco a poco. Comprueba que lo hace de forma estable y que el coche no se desplaza.

Cuarto paso: saca la rueda pinchada

rueda pinchada
El coche ya está levantado por completo y los tornillos muy aflojados, así que no te resultará muy complicado sacar el neumático pinchado. Es posible que puedas hacerlo con las manos. Si has utilizado los guantes no te mancharás.

Importante: cuando saces los tornillos, evita que se ensucien sus roscas con arena o barro. Así podrán volver mejor a su posición original. No pierdas tiempo intentado ver cómo has pinchado la rueda. Ya lo harás más adelante, recuerda que estás en una zona de peligro y que pasan numerosos coches a tu lado.

Quinto paso: colocar la rueda de repuesto

rueda repuesto

Antes de comenzar a colocar la rueda de repuesto comprueba que el coche está lo suficientemente levantado como para no tocar contra el suelo. Ten en cuenta que la rueda inflada es más alta que la pinchada.

También podrás comprobar lo que pesa un neumático. Haz fuerza y apóyala sobre el buje. Debe de entrar de forma suave y hacerlo de forma totalmente perpendicular. Hay que seguir un orden a la hora de apretar los tornillos. Haz una forma de cruz. Por ejemplo, primero el de la izquierda, derecha, arriba y abajo.

Tienes que apretar los tornillos poco a poco. Es decir, aprietas un poco el primer tornillos, te pasas al segundo, sigues con el tercero… El objetivo es que sea de forma constante y que la llanta se apoye muy bien sobre el buje.

Sexto paso: bajar el coche

Cuando los tornillos estén lo suficientemente apretados, comienza a bajar el coche poco a poco. No lo hagas de golpe, hazlo con suavidad y comprueba que el coche la carrocería no se desplaza.

Séptimo paso: últimos detalles

ultimos detalles

Cuando la rueda que hemos cambiado ya esté apoyada sobre el suelo, aprieta por última vez los tornillos. Súbete de nuevo en la llave de ruedas y haz fuerza con el pié. ¡Recuerda! Apriétalos poco a poco para que le llanta de apoye bien sobre el buje del coche.

Pon el tapacubos, recoge todas las herramientas y no olvides los triángulos. ¡Buen viaje!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches