Patrocinado por:

Práctico

Cambia los discos de freno

Cambia los discos de freno

Redacción Auto Bild

21/07/2010 - 08:08

Con cada cambio de pastillas recuerda que hay que revisar el estado de los discos para garantizar tanto la frenada como la seguridad de los ocupantes. Cuando observes daños, signos de desgaste o chirridos, no te lo pienses y encarga un recambio nuevo para ponerte manos a la obra. Si no sabes cómo hacerlo y quieres ahorrarte dinero, en AUTO BILD te explicamos los pasos que has de seguir.

Seguro que te gusta la música, pero este tipo de discos no está pensado para crear ritmos ni melodías. Si al pisar el freno se te ponen los pelos de punta del chirrido o las vibraciones del volante parecen descargas eléctricas, tendrás que revisar con urgencia el sistema de freno. No hace falta ver grietas o marcas de impactos para considerar que los discos están en mal estado: si el surco de desgaste es pronunciado, les llegó el día de la jubilación. En un sistema tan delicado siempre tranquiliza tener un asesor de Car and You cerca. El ahorro de hacerlo por tu cuenta puede ser aún mayor, cuando combinas discos y pastillas en una atacada.

Paso 1

Elige el recambio de discos correcto

Tras firmar el contrato y que te asignen un box, pasa por el mostrador de recambios para que te indiquen el kit de pastillas y discos que utiliza tu modelo de coche. Es posible que te pregunten su año de fabricación. Puedes llamar antes para confirmar que tienen el que necesitas.

Paso 2

Sitúa el coche en el elevador

Un asesor te entregará en el box todas las herramientas que necesitas. Con el coche bien alineado sobre el elevador, es el momento de situar los cuatro tacos de protección entre la plataforma y los bajos del vehículo.

Éstos son los recambios y las herramientas que necesitas.

Paso 3

Afloja tuercas

En algunos modelos es necesario quitar el tapacubos con un destornillador, para acceder a las tuercas de la rueda.

Selecciona la boca adecuada y utiliza la pistola neumática para aflojar todas las piezas.

Paso 4

Quita la rueda

En algunos casos puede que necesites una llave especial para quitar los tornillos anti-robo. Retira todas las tuercas con la mano y ya puedes retirar la rueda para acceder al disco y la pinza de freno.

Paso 5

Introduce el Pistón

Gira la rueda hacia afuera para tener fácil acceso y poder trabajar con facilidad. Pasa un dedo por el borde del disco para comprobar la profundidad del surco (desgaste).

Si hay que cambiarlo tendrás que introducir el pistón haciendo palanca.

Paso 6

Afloja las dos tuercas de la pinza

La pinza del freno está fija al soporte por medio de dos tuercas, una inferior y otra superior.

Para acceder a las guías de la pinza tienes que retirar las tapas con el destornillador. Si utilizas un maneral resultará más sencillo aflojar las tuercas para poder separar la pinza del disco. Otras veces será necesario que utilices dos llaves planas, una para sujetar y otra para soltar.

Paso 7

Separa la pinza del soporte

La pinza está encajada en el disco, pero la puedes retirar con la mano con facilidad. Cuando esté fuera puedes dejarla a un lado colgando del conducto del líquido de frenos.

Paso 8

Suelta el tornillo de fijación del disco

Si has llegado hasta aquí, has superado el paso más complicado de este práctico: soltar la pinza del soporte. Ahora el disco estará totalmente libre y la pinza colgará a un lado. Observarás un tornillo (a veces de color llamativo) que fija el disco a su soporte. Con un simple destornillador tendrás que aflojarlo para poder sacar el disco viejo.

Paso 9

Saca el disco nuevo de la caja

Ahora que has desmontado el disco es un buen momento para colocarlo al lado del recambio nuevo: así apreciarás con claridad las marcas de desgaste. Observa la hendidura que arranca en el afilado borde.

Paso 10

El tornillo

Es fundamental acertar con el recambio seleccionado. El precio de los discos es muy variado (son más caros los ventilados que los macizos). Coloca el disco en el soporte e introduce con la mano el tornillo, ahora puedes apretarlo fuerte con el destornillador. Si el tornillo está oxidado es mejor que pongas uno nuevo. Este es el momento adecuado para colocar las pastillas nuevas.

Paso 11

Aerosol de limpieza

Es probable que al colocar el disco se manche con gotas de aceite o grasa. Antes de volver a situar la pinza, tienes que limpiar toda la superficie por los dos lados con un aerosol especial que no dañe el sistema. De otro modo, los frenos podrían patinar y chirriar al funcionar.

Paso 12

Coloca la pinza

Coge la pinza que cuelga con la mano y llévala hasta su posición, tendría que encajar en el disco con una pastilla a cada lado.

Para que la pinza quede bien sujeta, tienes que repetir el paso seis, pero esta vez, en lugar de aflojar, tendrás que apretar las tuercas con el maneral.

Paso 13

Coloca la rueda

El disco de freno de la rueda izquierda está terminado: puedes volver a colocarla y apretar las tuercas. Sólo te queda el disco del otro lado. Con la práctica adquirida, ¡seguro que ahora tardas menos tiempo!

Paso 14

¡Bombea el freno!

Para mayor seguridad, es mejor que bombees el freno antes de bajar el coche del elevador. Para facilitar este último paso, baja un poco la plataforma e introduce una mano hasta el pedal del freno. Ahora ya está preparado para frenar.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Encuentra lo que necesitas para tu coche

Todo tipo de accesorios

Piezas específicas para tu coche

Productos para su cuidado

Selecciona una categoría:

Encuéntralo

Buscador de coches