Skip to main content

Noticia

Coches autónomos

Parece que el ‘Smart Summon’ de Tesla no está tan afinado como debería

Tesla Model X
Tiene “problemitas”.

Es loable el intento de Tesla de integrar cada vez más funciones de conducción autónoma en sus vehículos, buscando demostrar que es algo mucho más cercano de lo que muchos creen. De hecho, ciertas características parecen estar perfectamente implementadas (aunque algún que otro accidente ha ocurrido por ir con el Autopilot), pero otras no están tan desarrolladas, como es el caso del ‘Smart Summon’.

Esta nueva función fue lanzada por la compañía durante el mes de septiembre y sirve para convocar al coche y que acuda a la presencia de su dueño, siempre que éste esté a una distancia de no muchos metros, cuando se lo pida mediante la aplicación instalada en el móvil.

Probamos el Autopilot del Tesla Model 3, ¿es fiable?

Hay dos corrientes de pensamiento acerca de ello, los que consideran que puede ser muy útil en ciertas situaciones, como por ejemplo al salir de una tienda cargado con las compras, y los que piensan que, dado que el rango es bastante limitado, ¿qué necesidad hay de usarlo cuando se puede ir hasta él perfectamente andando?

Es cuestión de gustos, suponemos, pero lo que es innegable son los hechos, y estos son que se trata de una función aún por pulir, de la que hemos visto bastantes ejemplos y hoy os traemos otro más:

El Tesla Model X sale de su aparcamiento de manera lenta pero segura y encara para dirigirse al dueño, pero justo un conductor entra en la calle con su Honda, sin que el eléctrico se percate, por lo que sigue girando y obliga al Accord a clavar los frenos. Es difícil ver desde el ángulo si llegan a chocar, pero lo cierto es que el Tesla tendría que haber detectado al otro vehículo mucho antes.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Más:

Tesla

Todo sobre Tesla

Modelos de Tesla más populares

Ver todos los modelos

Y además