Skip to main content

Noticia

Motor

Opel Crossland X o Ford Puma, ¿cuál comprar?

 Opel Crossland X o Ford Puma, ¿cuál comprar?

Un americano hecho en Rumanía contra un alemán fabricado en Zaragoza

Los SUV urbanos son el segmento que más está creciendo en ventas y, de hecho, algunos modelos incluso superan ya a sus hermanos urbanos. Si estás pensando en comprar uno, te planteamos este enfrentamiento entre el  Opel Crossland X y el Ford Puma, para que tengas claro cuál comprar.

Si vas a comprar un SUV urbano, estos son (por orden), los 7 más recomendables

Como siempre en estos casos, un recordatorio antes de empezar: esta es una de nuestras comparativas técnicas en las que valoramos datos oficiales, es decir, que no se trata de una comparativa en la que conducimos los coches y te hablamos de las sensaciones que nos han transmitido al volante. Veamos las diferencias entre el Opel Crossland X y el Ford Puma, para ayudarte a decidir cuál comprar.

Vídeo: Ford Puma, ya lo hemos probado

Dimensiones

El Opel Crossland X se asienta sobre la plataforma PF1 del Grupo PSA, que utilizan otros modelos como el Peugeot 2008, por ejemplo. Mide 4.212 mm de largo, 1.765 mm de ancho y 1.605 mm de alto. Y su distancia entre ejes es de 2.604 mm. Esto quiere decir que se trata de un coche pequeño, pero que ofrece suficiente espacio para la cabeza, debido a su altura y no tanto para las piernas, pero está en la media del segmento. Veamos qué tal es su adversario en este sentido.

Prueba del Opel Crossland X 1.2T 110 CV: ¿monovolumen o SUV?

Por su parte, el Ford Puma, que se basa en la misma plataforma del Ford Fiesta, mide 4.186 mm de largo, 1.805 mm de ancho y 1.536 mm de alto. Y su distancia entre ejes es de 2.588 mm. Según esto, es un poco más corto, así que algo mejor a la hora de aparcar en ciudad, pero más ancho y más bajo. Teóricamente, cuenta con mejor espacio interior a lo ancho, pero no así en lo relativo al hueco para la cabeza.

Y también es importante saber las diferencias entre el Crossland X y el Puma en lo relativo al espacio de carga. El Opel ofrece un maletero de 410 litros de capacidad, mientras que el Ford lo tiene de 456. Si se pliegan los asientos, sus respectivos volúmenes son de 1.255 y 1.216 litros. Sí, en condiciones normales, con todos los asientos ocupados, gana el modelo Puma, pero si se pliegan es superado por el alemán, ya que no penaliza tanto con la caída del techo, como sí le ocurre a su rival.

Diferencias mecánicas entre el Opel Crossland X y el Ford Puma

El SUV de Opel está disponible con motores diésel y gasolina. En gasolina cuenta con un 1.2 de 83 CV, así como un 1.2 con turbo, que sube la potencia hasta los 110 CV. No hay diferencia de consumo según los datos oficiales: 6,1 litros en ambos caso, lo que hace pensar en la versión turbo como más recomendable. Ambos vienen con cambio manual de seis marchas y el más potente lo puedes elegir también con un automático por convertidor de para de seis velocidades.

En diésel se ofrece un 1.5 con dos escalas de potencia diferentes: 102 y 120 CV. Este último con cambio automático de seis velocidades. En este caso la diferencia de consumo es más acusada, ya que el primero gasta 4,7 litros y el segundo 5,2. No obstante, yo me decantaría por el más enérgico de los dos si, además de usarlo en ciudad, pretendes hacer algunos viajes. 

Si analizamos los motores que ofrece Ford en el Puma, vemos que se muestran más preocupados por la eficiencia, ya que tiene algunas versiones Mild Hybrid (híbridos ligeros). Pero los vemos uno por uno:

  • 1.0 EcoBoost de 125 CV: un tres cilicndros gasolina que gasta 5,8 litros.
  • 1.0 EcoBoost MHEV de 155 CV: este es el Mild Hybrid al que aludíamos antes, que cuenta con el apoyo de un pequeño motor eléctrico de 16 CV y logra reducir el consumo a 5,6 litros, que no está mal teniendo en cuenta que ofrece más potencia.
  • 1.5 EcoBlue: un diésel de cuatro cilindros con un gasto medio de 4,5 litros.

Precios

Siempre es importante valorar el coste de cada modelo para ayudar a decidir. En este caso el Opel Crossland X está disponible desde 18.420 euros (precio oficial sin descuentos) y el abanico de precios abarca hasta los 24.790 euros que cuesta la versión de 130 CV con acabado Innovation con cambio automático. Los acabados que se ofrecen, por cierto, son Edition, Opel 2020 e Innovation.

Mientras que el Ford Puma lo puedes adquirir desde 21.925 euros y hasta 26.125 euros. Los acabados que hay a la venta son: Titanium, ST-Line y ST-Line X.

Conclusión

Como ves, el Puma es más caro, pero es el modelo que te recomiendo. Es más moderno, a mi juicio, más bonito (aunque eso es subjetivo 100%), dinámicamente va mejor y tiene más maletero, además de que tecnológicamente, por conectividad y sistema multimedia, está un paso por delante.

Más:

SUV

Todo sobre Opel

Acabados de Opel Crossland X 2017 más populares:

Todo sobre Opel Crossland X

Todo sobre Ford

Acabados de Ford Puma 2019 más populares:

La valoración de Auto Bild

8

Todo sobre Ford Puma

Y además