Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

NIO cree que va a ser rentable mucho más rápido que Tesla

NIO ES7

NIO ha anunciado su llegada a Europa con tres coches.

NIO forma parte del cada vez más grande grupo de marcas chinas que han empezado a desembarcar en Europa. La firma es consciente de que tiene duros rivales por delante, pero también de lo que puede aportar y está tan segura de sí misma que apunta a ser rentable mucho antes que Tesla, con la que se le suele comparar.

Así, al menos, se lo ha hecho saber William Li, CEO de la compañía, a los compañeros de Automotive News Europe en una entrevista: “Estamos en el camino [hacia la rentabilidad]. A Tesla le llevó 16 años. Nosotros no necesitamos 16 años”.

En parte, los números respaldan su argumento y es que, a pesar de los problemas con las cadenas de suministro, el fabricante ha incrementado su margen de crecimiento un 20%. Y eso a pesar de que su desembarco en Europa está dando solo sus primeros pasos.

 

Hace unas semanas tuvo lugar un evento de presentación oficial de la marca, donde se anunció la llegada de sus tres primer modelos a mercados europeos seleccionados (Alemania, Dinamarca, Suecia y Holanda) solo en modo de suscripción. En 2024 seguirán otros como España.

La cartera de productos inicial está compuesta por el NIO ET7, un sedán de gran tamaño; el NIO ET5, un sedán de tamaño medio; y el NIO EL7, un SUV grande que recientemente tuvo que cambiar su nombre por una disputa legal con Audi (hasta hace unos meses se le conocía como ES7).

Además, el futuro a medio plazo de la compañía resulta incluso más prometedor: junto a NIO, que tiene un posicionamiento premium, va a lanzar una marca de corte generalista con modelos de precio más ajustado, formando una relación similar a la que hay entre Toyota y Lexus.

Todavía no se le ha dado un nombre oficial, pero está previsto que se lance en el mercado chino en 2024 y que tan solo unos meses después llegue a Europa. Una nueva firma con este enfoque debería suponer un aumento considerable de ventas, lo que ayudaría a conseguir el objetivo de ser rentables cuanto antes.

Li lo tiene claro: “Mi objetivo para Europa es que NIO sea la marca con un índice de satisfacción más alto de sus clientes en tres años”.

Y además