Skip to main content

Noticia

Tecnología

Por qué los motores pierden potencia con el paso de los años

Por qué los motores pierden potencia con el paso de los años

Si te has preguntado alguna vez por qué los motores pierden potencia con el paso de los años, lo cierto es que hay múltiples posibles respuestas para este fenómeno. Y es que en un coche con motor de combustión, hay cientos de componentes que influyen en la entrega y, por desgracia, cada uno tiene su propio mantenimiento y obsolescencia. 

Así, lo más importante que debes tener en cuenta sobre la pérdida de potencia de un motor con los años es que esta lleva aparejado un aumento del consumo. Es decir, si ves que tu coche gasta más, no dudes de que su potencia también se está viendo afectada. La cosa es muy simple: a 130 CV les cuesta menos mover 1.200 kg que a 115 CV. 

Vídeo: Así funciona un motor de combustión

Por este sencillo principio, a menudo, un coche con un motor más potente consume menos que uno con menos caballos. Sobre todo, en carretera. Eso sí, si tu vehículo sufre esa pérdida de potencia con pocos años y tiene también poco kilometraje, es que hay algún problema de fabricación o con algún componente clave ha empezado a fallar antes de tiempo. 

Pero antes de ir al taller, siempre puedes hacer la comprobación más sencilla de todas: revisar el filtro de aire. Este se encarga de tamizar el aire que entra al motor y, si está muy sucio u obstruido, se reduce el flujo de aire y, con él, bajará la potencia del coche. Se recomienda cambiarlo una vez al año, pero esto en realidad solo depende de los kilómetros, así que sustitúyelo cada 15.000 km más o menos.

Te interesa  Cómo limpiar el climatizador de un coche

El filtro de aire cuesta unos 12 euros, lo mismo que un filtro de gasolina o de diésel. Con este último pasa lo mismo: puede ser un motivo por el que un motor pierda potencia con el paso de los años. Lo malo del filtro de combustible es que es más difícil de cambiar y para ello tienes que pasar por el taller, pero la operación completa no debería costar más de 60 euros. 


El otro de los consumibles o componentes de desgaste ligado a una posible pérdida de potencia de un motor con el paso del tiempo son las bujías. Estas deben cambiarse aproximadamente cada 80.000 km, así que si tu coche sobrepasa los 100.000 km y has notado bajada en sus prestaciones, empieza por ahí. Las bujías controlan la ignición del combustible, al cambiarlas, deberás notar que la entrega de fuerza es mayor y más lineal. 

El motivo por el que un motor siempre perderá potencia con los años

Por qué los motores pierden potencia con el paso de los años
Las bujías puede obstruirse o dejar de funcionar y las cabezas de los pistones, si se desgastan, hacen perder la estanqueidad del cilindro

Sin embargo, hay una razón por la que los motores siempre acaban perdiendo potencia con el tiempo y esta no es otra que el propio desgaste, en este caso, de los anillos de la cabeza de los pistones. Las marcas de lujo suelen construirlos con materiales mucho más duraderos, de ahí que algunos coches premium puedan rodar por encima del medio millón de kilómetros sin una pérdida de prestaciones muy apreciable. 

¿Qué sucede cuando se desgastan los anillos de los pistones? Muy sencillo, que el sellado entre la cabeza del pistón y el cilindro se va deteriorando y, con éste, el aire, el combustible y el aceite pueden empezar a colarse por donde no deben. Esta falta de sellado hace que los golpes de la compresión no envíen toda su fuerza a través del cigüeñal, de manera que la pérdida de potencia está servida. 

Te interesa Tres motivos por los que un coche consume más

En casos extremos, además de notar la bajada de potencia, este problema puede detectarse al verse un humo azulado saliendo del escape. Otro de los motivos de pérdida de potencia en un motor es un mal sellado de una o varias válvulas, pero si consigues que te diagnostiquen algo así en el taller, estarás de suerte ya que la garantía del motor debería cubrir el problema e, incluso, aunque esta haya caducado, siempre podrás intentar reclamar al fabricante. 

Más:

Motor

Y además