Skip to main content

Noticia

Motor

Mercedes-AMG hará el nuevo Clase C como PHEV deportivo con un cuatro en línea

El nuevo C63 va a ser híbrido

Ay, los tiempos que vienen

En AMG son famosos por sus motores que hacen gárgaras con gasolina. Arranca uno y puedes sentir cómo se crea un remolino en el depósito. 

Y su rendimiento... como un mazo. Un empuje brutal y apasionante. Pues bien: ahora Mercedes apuesta por la electricidad para sus deportivos . Sí, había rumores, pero ahora es oficial: el próximo AMG C63 que rivaliza con BMW M3 (revelado a finales de este año) contará con un tren motriz híbrido enchufable que combina un motor de gasolina turbo de cuatro cilindros con un motor eléctrico... enviado a las cuatro ruedas.

Bueno, hablemos de AMG C63 por ponerle un nombre, porque desde Stuttgart aún no quieren bautizarlo. "Ahora nos centramos en los aspectos técnicos", me aseguraron, aunque tampoco sería descabellado que pasara a ser el Mercedes-AMG C73, que es como parece que se van a llamar los modelos más grandes de la familia AMG E-Performance.

Así que eso: C63. El nuevo Mercedes AMG C63 enchufable tendrá un potencia de unos 650 CV (hablaban de unos 480 kW) y en la marca aseguran que será bastante más rápido que el C63 de última generación (con un motor V8). Y claro, bastante más pesado.

Tracción integral con más fuerza al eje trasero

Espera, no empieces a llorar, porque eso no es todo. El sistema híbrido 'E Performance' monta una caja de cambios de dos velocidades (la segunda se engrana a partir de 140), un motor eléctrico de unos 205 CV y un diferencial controlado electrónicamente en el eje trasero en lugar de meterlo entre el motor y la caja de cambios. A eso lo llaman P3 Hybrid.

Este sistema también se puede combinar con el V8 4.0 biturbo de otros modelos para lograr un efecto devastador: el primero en recibir esa combinación, con más de 800 CV será el Mercedes-AMG GT 73 4p, que saldrá a la venta a finales de este año.

Volviendo al tema de los coches híbridos, AMG dice que los beneficios de colocar el P3 Hybrid en el sistema en el eje trasero son muchos. Mejora la distribución del peso (el peso total de la batería y la EDU es de alrededor de 200 kg) y, dado que no tiene que pasar por la caja de cambios automática de nueve velocidades, puede entregar su par de forma más inmediata y recuperar la energía perdida de manera más eficiente al frenar: el más agresivo de los cuatro modos de regeneración llega a 90 kW.

Mercedes-AMG C63 PHEV

Podemos encontrar un poco de consuelo en que en los nuevos AMG híbridos, y por supuesto en el C63, en la mayoría de las condiciones, el sistema funcionará como tracción trasera, pero si detecta un deslizamiento en la parte trasera, se puede enviar energía eléctrica y de combustión al eje delantero.

Como probablemente habrías adivinado, el motor de cuatro cilindros se basa en el dos litros turbo M139 del AMG A45 (es el cuatro cilindros mas potente del mundo) comandado por la caja 9G-Tronic, aunque en el C63 PHEV está montado longitudinalmente y es aún más potente: de 421 CV el A45 S a alrededor de 450 CV aquí. Súmale ese motor eléctrico de más de 200 CV y obtendrás esa cifra de más de 650 CV. En un Mercedes Clase C.

18 lanzamientos de Mercedes y AMG de aquí a 2023

Nos aseguran que la respuesta del acelerador debería ser extraordinaria, mejor que la de un motor de aspiración natural, porque además del par eléctrico instantáneo, este es el primer Mercedes en instalar un turbocompresor eléctrico, tecnología tomada directamente de F1 (donde se llama MGU-H) y que, orgullosos, aseguran que es la primera vez que se monta en un coche.

El turbo eléctrico funciona con un motor eléctrico montado directamente en el eje del turbo, entre el compresor y la turbina, para una respuesta del acelerador prácticamente instantánea y más par a velocidades más bajas del motor. Es capaz de meter una presión de unos 3,6 psi y girar a un máximo de 156.000 rpm. Un "win-win". 

Así es la batería de los futuros AMG C63 PHEV. O 73. O como quieras llamarlos

Una vez más, utilizando el conocimiento de la Fórmula 1 (recuerda que tienen el equipo Mercedes Petronas), en la marca de Affalterbach han logrado construir una pila de 89 kg, 400 voltios y 6,1 kWh con refrigeración (lleva 14 litros el sistema) para cada una de las 560 celdas de Li-ion. Y es que, ser capaz de mantener la temperatura de la batería a 45 grados de manera estable, independientemente de cómo trates al acelerador y a los frenos, es clave para que no caiga el rendimiento. 

Mercedes-AMG C63 PHEV

 

El Mercedes-AMG C63 PHEV puede ir en modo eléctrico hasta 130 km/h (hay un nuevo modo habilitado para ello), aunque no por mucho tiempo: la autonomía de cero emisiones nunca fue el objetivo aquí, sino el rendimiento máximo por encima de todo. De hecho, lo recalcan ante mi pregunta: ¿Cuántos km en modo eléctrico puede hacer? "No hablamos de autonomía". Al menos sí me dan un dato: tiene 6,1 kWh (un C300e tiene 9,3 y hace 50 km).

La forma en que utilices ese rendimiento depende de ti. Selecciona el modo Confort y todo el sistema trabajará en conjunto para lograr la máxima eficiencia, mientras que la respuesta de la dirección, la suspensión y el acelerador son las típicas de un Mercedes normal. Además, tiene un modo de arranque silencioso para cuando no quieras que tus vecinos sepan que te vas a trabajar.

Pero avanza a Sport, Sport + o Race y el deportivo se tensará y dará prioridad a tener un impulso eléctrico completo disponible en todo momento.

Sin duda este anuncio del Mercedes-AMG C63 híbrido es un cambio radical con respecto a los AMG que hemos conocido en el pasado, pero con la excepción de ese aumento de peso no insignificante, no se pueden discutir los números. Ahora solo queda saber si los clientes de AMG simplemente se compraban el Mercedes más gordo que hubiera, si buscaban prestaciones por encima de todo o eran unos románticos que disfrutaban sabiendo lo que su motor V8 podía hacer...

Y además