Skip to main content

Noticia

Competición

Opinión: ¿Por qué Marc Márquez no tiene rival en MotoGP?

motogp misano honda repsol
No encuentra rival a su altura.

Marc Márquez ganará su noveno campeonato del mundo de motociclismo. Con 26 años. Y lo peor para sus rivales es que cada año parece estar más fuerte. Mentalmente poderoso, con un talento innato y un espíritu competitivo monstruoso. ¿Por qué Marc Márquez no tiene rival en MotoGP? Pues porque es el mejor en las tres cosas que te acabo de comentar, pero no solo es eso, todavía hay más. Mucho más.

 

Un talento único

Marc Márquez es un piloto único y no tengo duda que está destinado a hacer historia. Si nada extraordinario lo remedia, creo que Marc Márquez está destinado a ser el mejor piloto de motos de todos los tiempos. Y es que, bajo mi punto de vista, su talento en la moto está un paso por delante al de los demás. Arriesga más que nadie, pero porque tiene tanta confianza en sí mismo que resulta abrumador.

 

 

 

 

Esto se vio perfectamente en la clasificación de MotoGP en Brno 2019, cuando Márquez se sacó de la manga una pole estratosférica con la pista mojada y rodando con neumáticos de seco. Algo nunca visto. Metió más de dos segundos a sus rivales y pegó un golpe psicológico brutal. “Soy el mejor y aquí os lo vuelvo a demostrar, por si alguien se había olvidado.” Pareció comentar ese día. Pero es que es así.

Sus rivales son conscientes de ello. Nadie niega que Márquez frena más tarde, se inclina más y traza las curvas de manera más rápida. Además es constante y es rápido en todos los circuitos. Sí, este año se ha demostrado (dos veces seguidas) que a Márquez se le puede vencer en la pista, claro que sí, pero en una temporada de 20, 21 o 22 carreras, como será en los próximos años, Márquez parece invencible por su constancia.

 

Un equipazo detrás

Su talento es espectacular, eso nadie lo pone en duda, pero además, cuenta con un equipo de primera línea trabajando por y para él. El Equipo Repsol Honda se podría rebautizar como el equipo Repsol Honda Márquez. Todos trabajan para crear una moto que se adapte como anillo al dedo a su capacidad de conducción y lo mejor de todo, una moto que cada año evoluciona positivamente.

Estos últimos años, la Honda RC213V no era la más rápida de la parrilla. Hoy es más potente y súper equilibrada a nivel de chasis. A los mandos de Marc Márquez, la Honda es una moto casi imbatible. En circuitos rápidos, como Mugello o el Red Bull Ring, la Honda ya puede mirar de tú a tú a la Ducati, mientras que en circuitos más revirados, a nivel de chasis también se puede enfrentar a las Suzuki o las Yamaha.

 

Una mentalidad de hierro

La pelea entre Marc Márquez y Valentino Rossi en Misano volvió a demostrar que Márquez no quiere perder ni a las canicas. Es un tipo con una mentalidad ganadora inquebrantable, quizás hasta demasiado radical. Ese hambre voraz por la victoria también le permite automotivarse a lo bestia temporada tras temporada. 

 

libres curva circuito red bull ring

 

Es un piloto inteligente que sabe jugar bien sus cartas: esta temporada lo ha demostrado en numerosas ocasiones, especialmente en clasificaciones, como cuando aprovechó el rebufo de Rossi para conseguir la pole en Silverstone. Es más pillo, más sabio y más experimentado. Cada vez sabe mejor lo que tiene que hacer y los errores que debe evitar cometer. Este año solo ha cometido uno, en la caída de Austin, pero ese error le sirvió para centrarse más y mejor y resultar casi imbatible.

 

Un cóctel explosivo

Hay pilotos que tienen mucho talento pero no encuentran su sitio, otros que no encuentran un equipo fuerte detrás y otros que tienen una mentalidad con altibajos. Pero Marc Márquez tiene todo: mentalidad ganadora, talento, un equipo detrás y conforme pasan los años, más experiencia y sabiduría sobre la moto. ¿Puede alguien plantar cara a Marc Márquez?

Hay un piloto que está demostrando que puede ser su relevo generacional: Fabio Quartararo. El piloto francés tiene dos cosas en común con Márquez: talento y mentalidad ganadora. Cada vez que comete un error, el francés se pega cabezazos contra la moto. Es joven, pero muestra esos detalles de campeón. Es rapidísimo. Ahora solo le queda encontrar un equipo que trabaje por y para él, que lo apueste todo a su carta y que poco a poco vaya ganando experiencia y solidez. Tiene mucho camino que recorrer para poner en apuros a Márquez, pero como te digo, ¡apunta maneras!
 

Y además