Skip to main content

Noticia

Motor

Si llevas este testigo encendido, no pasarás la ITV

Si llevas este testigo encendido, no pasarás la ITV

Hay diferentes defectos que pueden provocar que tu coche no pase la Inspección Técnica de Vehículos. Entre ellos, la empresa Veiasa (Verificaciones Industriales de Andalucía), que es la encargada de gestionar las revisiones en la citada comunidad autónoma, ha destacado uno y ha lanzado una advertencia: si llevas este testigo encendido, no pasarás la ITV.

¿Qué hacer si se enciende el testigo de avería en el motor?

El testigo MIL (Malfunction Indicator Light), comúnmente conocido como testigo del motor, tiene dos funciones. La primera de ellas es llevar a cabo un chequeo cuando arrancamos el coche: en ese momento se encenderá para volver a apagarse si todo va bien. En otras ocasiones se pone en marcha cuando detecta algún problema que puede ser una avería, un defecto leve o un funcionamiento anómalo en el motor o cualquiera de sus sistemas anexos.

Estos son los nuevos precios de la ITV, por comunidades autónomas

Es su forma de avisar al conductor de que algo no va bien. A simple vista no podemos saber el origen del error porque hay que consultar la centralita del coche, pero hay algo seguro: si está encendido, tu coche no pasará la ITV aunque el fallo no comprometa el funcionamiento del motor o haya sido algo anecdótico.

Si llevas este testigo encendido, no pasarás la ITV

El testigo MIL y la ITV

En la inspección harán una doble comprobación del testigo MIL con la prueba de gases. En los modelos matriculados a partir del 1 de enero de 2008 tendría que apagarse después de poner en marcha el coche: si no lo hace supone un defecto grave. A esta prueba hay que añadir el examen OBD para los turismos y furgonetas homologados bajo el estándar Euro 5 y Euro 6: si esa lectura detecta que está activo o que ha sido eliminado en un tiempo inferior a una hora o una distancia menor a un kilómetro también será un defecto grave.

Todo lo que se debería saber sobre la ITV de un coche eléctrico

Independientemente de la fecha de matriculación, si el testigo del motor luce en el cuadro de instrumentos el coche no podrá ser sometido a la prueba de gases porque implica un sobreesfuerzo para el propulsor. Sí, una vez más, estaremos ante un defecto grave.

Tal y como explica Veiasa, los problemas más frecuentes que están relacionados con el testigo del motor suelen ser aquellos que tienen que ver con la inyección, la combustión o el sistema de alimentación. Razón por la que recomiendan pasar por el taller cuando salte para que lleven a cabo la pertinente revisión y reparen la avería. Una vez resuelta, el aviso se borra de la centralita del coche… y puedes pasar la ITV sin problema alguno.

Más:

ITV

Y además