Noticia

¿Hasta 303 muertes por eludir GM una llamada a taller?

¿Hasta 303 muertes por eludir GM una llamada a taller?

Rebeca Álvarez

11/03/2014 - 11:30

La investigación por la demora en la llamada a taller de GM se complica: el Centro para la Seguridad del Automóvil eleva hasta 303 las personas fallecidas a causa de un defecto que General Motors podría conocer desde 2001. El Congreso estadounidense ha decidido abrir una investigación sobre la respuesta de la compañía.

La presión para que General Motors explique por qué ha tardado una década en llamar a revisión a centenares de miles de vehículos afectados por un peligroso defecto ha aumentado  cuando el Congreso estadounidense ha decidido abrir una investigación sobre la respuesta de la compañía. Especialmente, este viernes, cuando se ha dado a conocer un estudio del Centro para la Seguridad del Automóvil (CSA) que eleva las muertes hasta 303

En febrero, GM llamó a revisión 1,6 millones de vehículos de los años 2003 a 2007 y de las marcas Pontiac, Saturn (ambas ya desaparecidas) y Chevrolet -que desaparecerá de Europa en 2016-, por un defecto en el sistema de encendido que puede anular el funcionamiento de los 'airbag' delanteros. El problema en cuestión se producía cuando de la llave colgaba un peso excesivo.

El Centro para la Seguridad del Automóvil (CAS) es una organización sin ánimo de lucro fundada en 1970 por la Organización de Consumidores de EEUU y Ralph Nader. Incluso antes de su participación en la carrera presidencial de 2012, Nader ya era uno de los personajes más conocidos en el país por su defensa de los derechos de los consumidores y, especialmente, de los conductores. Abogado y autor de libros como "Inseguro a cualquier velocidad", Nader también fue uno de los impulsores de la ley por la que terminó fundándose la actual NHTSA, a mediados de los 60.

Desde General Motors se han apresurado a tachar de infundadas las estimaciones del CAS, pero dado el prestigio de la institución y el volumen de coches de GM llamados a revisión -hasta 1,6 millones- y el elevado número de kilómetros que los conductores de EEUU recorren de media al año, es probable también que la cifra final de fallecidos por el defecto de ignición de varios modelos de GM termine siendo superior al que ha calculado el propio fabricante.

Así comenzó el asunto de la llamada a taller de GM

A comienzos de esta semana, GM reconoció que el defecto en el sistema de funcionamiento de los 'airbag' delanteros ha provocado al menos 13 muertos en Estados Unidos y también que conocía el problema desde hace una década, pero no consideró entonces que fuese necesaria una llamada a revisión para repararlo.

El comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes ha anunciado que va a celebrar vistas para investigar la respuesta de GM, así como la de la Administración para la Seguridad en la Carretera de Estados Unidos (NHTSA), encargada de velar por la seguridad de los automóviles.

General Motors ha dicho que ha contratado a dos conocidas firmas de abogados para participar en la revisión interna de lo sucedido, anunciada la semana pasada por la consejera delegada de la compañía, Mary Barra. GM ha precisado que las firmas Jenner & Block, dirigida por Anton Valukas, un exfiscal federal, y King & Spalding "también son parte de un equipo que está efectuando la investigación".

La semana pasada, Barra anunció en un comunicado dirigido a sus empleados y publicado en el blog de la compañía que GM había iniciado una investigación para examinar la respuesta al defecto del sistema de encendido.

Pero Barra también ha dado a entender que lo sucedido es responsabilidad de la General Motors, que existía antes de la suspensión de pagos de 2009. Tras la quiebra, la compañía fue reestructurada y dividida en la 'vieja GM' y la nueva General Motors. "Aunque lamento profundamente las circunstancias que nos han colocado en esta situación, aprecio cómo la GM de hoy ha respondido hasta el momento", ha dicho Barra. 

Fuente: Agencia EFE

Lecturas recomendadas

Buscador de coches