Skip to main content

Noticia

Equipamiento

Guantes de moto de verano: características

Guantes moto verano

Cuando llega el calor son muchos los motoristas que en parte descuidan algo su seguridad optando por ropa más fresca pero que protege menos. Huelga decir que es un error, pues la seguridad es lo primero, pero hay elementos que permiten conjugar ambas facetas, como son los guantes de moto de verano.

Como ocurre con otras tantas piezas de equipamiento para los que van en moto, como son las chaquetas o los pantalones, los guantes pueden ser de invierno o de verano, y lo cierto es que es muy recomendable utilizar los apropiados en cada estación para no helarse en aquella ni “cocerse” las manos en éstas.

Vamos a analizar cómo son y que hay que tener en cuenta para llevar guantes de moto en verano.

¿Cómo son los guantes de moto para el verano?

Un error común es pensar que los guantes para verano son de caña corta, es decir, que cierran justo donde empieza la muñeca, y que los de invierno son de caña larga, o sea, que cierran pasada ésta. Si que es un rasgo que suele calificar a uno u otro tipo, pero no es definitorio.

Lo que de verdad define un guante de moto para verano son los materiales de los que está hecho, que buscan combinar la resistencia con una transpiración mucho mayor que los pensados para frío.

 

Así, cuentan con protecciones para las zonas clave (nudillos, muñeca, palma de la mano), pero en ciertas secciones pueden presentar cuero perforado, tela agujerada o directamente una rejilla para permitir que pase el aire y así se refrigere la mano mientras se pilota.

Esta configuración hace que por norma general sean más flexibles que los de invierno, además de que hace que sean menos voluminosos, así que el tacto que suelen tener en el manillar es mucho mejor, dando una mayor sensación de control.

Recomendaciones para elegir los guantes de verano para moto

Lo primero a tener en cuenta es la caña. Aunque hay guantes de verano largos, lo más recomendable es utilizar uno corto, puesto que cubrirán lo justo la muñeca y además dejarán espacio libre entre éste y la chaqueta como para que entre aire por ésta y refrigere algo el cuerpo.

Es importante que transpiren y que sean ligeros, pero hasta determinado punto. Hay que vigilar que cuenten con refuerzos en las zonas sensibles ya comentadas (nudillos, muñeca, etc.), a poder ser de fibra de carbono o de kevlar, porque si no, en caso de caída, podrían no proteger de manera adecuada las manos.

El precio es otro factor importante. Lógicamente, a priori cuanto más caro, mejor, pero tampoco hay que volverse loco. Por las características mencionadas, suelen ser más baratos que los de invierno, así que con un presupuesto de entre 40 y 70 euros deberías encontrar opciones muy buenas. No hace falta adquirir equipamiento propio de MotoGP.

Por último, lo mejor a la hora de comprar unos guantes es poder probártelos antes, pero, si por el motivo que sea no existe esa posibilidad, saber cuál es tu talla es clave. Para conocerla, vale con medir la mano alrededor de los nudillos y en función de la medida que dé, ésta será la talla:

  • 16 - 18 cm: XXS 
  • 18 - 20 cm: XS 
  • 20 - 21 cm: S 
  • 21 - 22,5 cm: M 
  • 22,5 - 24 cm: L 
  • 24 - 25,5 cm: XL 
  • 25,5 o más: XXL

Con todo esto deberías poder elegir los guantes de moto para verano correctos.

Por último, recordar que hace un tiempo la DGT estudió la posibilidad de hacer obligatorio llevar guantes en moto. Finalmente no se ha implementado ninguna ley al respecto, solo es una recomendación, lo que hace que muchos motoristas no los usen, sobre todo en verano, ya que en invierno, aunque solo sea por el calor, es más común llevarlos.

A pesar de que no sea obligatorio, es un elemento de protección indispensable al que no habría que renunciar nunca, puesto que en caso de cualquier incidente lo primero con lo que intentamos protegernos o que va a parar al suelo son las manos.

Y además