Skip to main content

Noticia

Motor

Gama sostenible de Seat: no todo en esta vida son los coches eléctricos puros

Gama sostenible de Seat, la probamos

Probamos el Seat León TGI y el Seat Tarraco e-Hybrid

La revolución en lo que a tecnologías de propulsión se refiere es evidente. No paran de surgir nuevos coches eléctricos, de pila de combustible y todo tipo de soluciones para lograr coches más eficientes. Seat tiene clara su estrategia, de hecho se ha confirmado que lanzará un coche eléctrico urbano en 2025. Pero mientras tanto, cuenta con un abanico de modelos eficientes, cuyas dos últimas novedades ya hemos podido poner a prueba. Te contamos cómo es y cómo va la gama sostenible de Seat.

En concreto hemos podido probar el Seat León TGI y el Seat Tarraco e-Hybrid, es decir, la versión bifuel del compacto español, que funciona con gasolina y con gas GNC indistintamente, así como el modelo híbrido enchufable del SUV más grande de la marca de Martorell, que es el primer SUV híbrido enchufable de Seat.

Vídeo: prueba del Seat Tarraco

Mientras llega ese Seat eléctrico urbano en 2025, la estrategia de la marca española pasa por ofrecer diferentes tecnologías alternativas. La gama sostenible de Seat está formada por estos dos citados modelos, así como por otros de distintos segmentos, más una moto eléctrica y patinetes eléctricos, que sse ofreceb como productos y servicios de movilidad urbana. Esta es la gama sostenible de Seat al completo:

  • Seat Ibiza TGI
  • Seat Arona TGI
  • Seat León y León Sportstourer TGI
  • Seat León y León Sportstourer eTSI (Mild Hybrid)
  • Seat León y León Sportstourer e-Hybrid
  • Seat Tarraco e-Hybrid
  • Seat MÓ eScooter
  • Seat MÓ eKickScooter 25 y 65

En 2019 los vehículos con tecnologías de propulsión alternativas representaban el 12% de las ventas en España y en lo que va de 201 ese porcentaje ha subido al 28%, lo que da una idea del peso que ganan los coches eficientes en nuestro mercado. De hecho, los híbridos enchufables han multiplicado sus matriculaciones respecto al primer trimestre de 2020 y los de GNC han crecido un 0,3%. No es mucho, pero siempre en ascenso.

Seat León TGI

No voy a incidir en las novedades del Seat León, que es un coche del que ya te hemos hablado largo y tendido y directamente te cuento que el León de gas natural es un coche cuyo dinamismo es idéntico al del resto de la gama, es decir, un modelo de tacto preciso, que se desenvuelve con soltura en zonas de curvas y que te hace disfrutar al volante.

Esta versión TGI del Seat León está equipada con un motor 1.5 de cuatro cilindros que funciona tanto con gasolina como con gas GNC y entrega una potencia máxima de 130 CV y 200 Nm de par. Va unido a un cambo manual de seis velocidades. Se trata de un propulsor que no transmite demasiada sensación de potencia, tiene una respuesta muy progresiva y no notas el impulso propio de un motor turbo.

Esta respuesta sosegada no lo veo un problema, porque si te compras este coche es porque tienes en mente la eficiencia y no en rascarle segundos al cronómetro en un puerto de montaña.

Seat León TGI

Con los coches de gas Seat confía en poder alcanzar la economía circular (neutra en CO2) cuando se pueda comenzar a usar el biometano, un combustible no fósil, que procede de residuos y que no requiere adaptar la mecánica del vehículo y que permitirá realizar la sustitución del gas GNC. De hecho, ya trabajan en proyectos piloto para lograrlo, pero a día de hoy el biometano cuesta el triple que el GNC, así que hay que esperar para ver si recibe el impulso y el apoyo por parte de las administraciones. Pero podría ser una solución muy válida frente a los eléctricos.

Ventajas de un coche GNC

El coste del vehículo es similar al de un gasolina, en cambio, el coste por uso es inferior (2,93 euros/100 km, según cifras del Ministerio para la transición ecológica), por lo que se consigue ahorrar. Además, no paga impuesto de matriculación, se beneficia de la etiqueta ECO de la DGT y ofrece una elevada autonomía. En concreto, declara un alcance de 440 km con GNC y 150 kilómetros extra con el pequeño depósito de gasolina de sólo 9 litros.

Yo creo que ese depósito podría ser más grande. De hecho, en las primeras versiones TGI de Seat los depósitos de gas y gasolina tenían la misma capacidad, aunque entiendo que lo hacen para favorecer el uso del gas, que es más barato. El problema es que sigue habiendo pocas gasineras donde repostar gas natural (no confundir con el GLP), pese a que se han duplicado en los últimos años. Actualmente hay 103 puntos de repostaje en toda España.

Seat León TGI

El consumo del León TGI es de entre 3,7 y 4,1 kg/100 km, mientras que el gasto declarado de gasolina es de entre 5,7 y 6,3 litros, según versiones y equipamiento. Por tanto, las emisiones de CO2 están entre 103 y 120 g/km. 

Efectivamente, en el corto recorrido de pruebas que he podido realizar en esta primera toma de contacto puedo confirmar que es fácil moverse más o menos en esos valores. Me refiero a los de gas, porque no he llegado a gastar el depósito para poder confirmar el consumo de gasolina.

Puedes comprar el Seat León TGI desde 26.250 euros y si le restas los descuentos promocionales puedes adquirirlo por 20.050 euros, es decir, por unos 600 euros más que el modelo de gasolina equivalente, un margen que se amortiza relativamente rápido debido a su menor coste por kilómetro.

Seat Tarraco e-Hybrid

Seat considera que los híbridos enchufables son la puerta de entrada a la movilidad 100% eléctrica. No voy a entrar en todos los detalles técnicos del Seat Tarraco e-Hybrid, porque puedes leerlos en el contenido que elaboramos en el momento de su lanzamiento y que puedes leer en el enlace que te dejo justo debajo. 

Seat Tarraco E-Hybrid: el SUV de Seat se enchufa para ser el más potente de la gama

Sólo te recuerdo que está equipado con dos motores: un 1.4 TSI de gasolina, con 150 CV y otro eléctrico de 115 CV, que ofrecen una potencia conjunta de 245 CV y 400 Nm de par. Y como transmisión se ha optado por un cambio DSG de seis velocidades.

Me centro entonces en las sensaciones al volante que me ha transmitido la versión híbrida enchufable del Seat Tarraco. Y reconozco que me ha gustado más por su estabilidad en curva y su buena dinámica de conducción que por su empuje, pues se nota que es un coche pesado. En concreto pesa 1.868 kilos. No obstante, acelera de 0 a 100 en 7,5 segundos, así que tampoco creas que es una mosquita muerta ni mucho menos.

Declara un gasto medio de entre 1,6 y 2,1 litros a los 100 km, aunque eso, como en todos los híbridos enchufables, sólo es mínimamente objetivo en los primeros 100 km. E esta prueba he obtenido un gasto en torno a los 3,0 litros y la batería (tiene 13 kWh de capacidad) me ha dado para completar cerca de 40 km (declara 49 de autonomía eléctrica).

Seat Tarraco E-Hybrid

Y un elemento a destacar de este modelo es que cuenta con distintos modos de conducción que no sólo te permiten optimizar el consumo o qué tipo de uso quieres hacer, sino modificar su comportamiento: e-Mode (eléctrico), Hybrid Auto, Hybrid Manual (permite utilizar el motor de combustión para cargar la batería) y S-boost.

El Tarraco e-Hybrid está disponible desde 46.370 euros (sin campañas), pero con el Plan Moves III y ls promociones oficiales lo puedes comprar por menos de 40.000 euros.

Precios de la gama sostenible de Seat

La gama TGI está disponible desde 19.440 euros, los eTSI desde 27.000 euros, los e-Hybrid desde 34.100 euros y las opciones de movilidad urbana eléctrica Seat MÓ desde 399 euros.

Y además