Skip to main content

Noticia

Motor

Así funciona OBD, el nuevo sistema de diagnóstico de la ITV

Así funciona OBD, el nuevo sistema de diagnóstico de la ITV

Cuando un conductor compra un coche adquiere una serie de obligaciones y una de ellas consiste en pasar la Inspección Técnica de Vehículos dentro de los plazos marcados. La primera ITV de la historia data de 1900 cuando se publicó un Real Decreto en el que se exigía una revisión para certificar si un modelo podía circular por carretera. Os podéis imaginar que, desde entonces, los procedimientos han experimentado una serie de mejoras. Un ejemplo de ello es el OBD, así funciona el nuevo sistema de diagnóstico de la ITV.

Estos son los nuevos precios de la ITV, por comunidades autónomas

En la historia reciente de estas revisiones, los expertos de TÜV SÜD en España destacan dos hechos que han supuesto un antes y un después en el sector: "La inspección técnica de ciclomotores en 2007, que incluyó la prueba de velocidad máxima y redujo hasta un 50% las víctimas mortales y heridos, y la prueba del OBD".

VÍDEO: Así contrala la Guardia Civil si tienes la ITV en regla

2018: llega el OBD a las ITV

Durante los últimos años, se han introducido nuevas herramientas electrónicas que nos permiten leer la información directamente desde la centralita. En España, el On Board Diagnostics (OBD, por sus siglas en inglés) apareció en mayo de 2018 cuando se aprobó el Real Decreto 920/2017. Con él llegó la prueba que se lleva a cabo en la ITV para comprobar el estado del coche: emisiones, kilometraje, ABS, sistema electrónico de estabilidad (ESC), sistemas de retención, luces, software o errores que a simple vista no pueden detectar los técnicos.

Si llevas este testigo encendido, no pasarás la ITV

Hablamos del tratamiento de los valores de inspección a través de un software de gestión que evita errores o manipulaciones en el almacenamiento de los datos. Y no sólo eso: habilita la lectura electrónica del tratamiento de los gases contaminantes de las centralitas a través de dispositivos OBD, que detecta defectos del coche que antes no podían ser evaluados.

La seguridad con la que se tratan estos datos ha vivido un cambio importante: todas las mediciones se guardan automáticamente sin posibilidad de ser modificadas. Con todo esto, se pretende que el futuro también conduzca a grandes cambios en dos aspectos de la inspección: el control de las emisiones contaminantes con los nuevos niveles requeridos en la homologación y los controles técnicos que deberán pasar los nuevos sistemas electrónicos que equipan los vehículos.

Así funciona OBD, el nuevo sistema de diagnóstico de la ITV

Coches eléctricos e híbridos

La llegada de los coches híbridos y eléctricos ha definido nuevos procedimientos para realizar la prueba de emisiones contaminantes: "Se establecerán puntos de inspección específicos para evaluar los sistemas de los vehículos electrificados: homologación, baterías, motores y otros componentes. Todos deben cumplir ciertos requisitos para asegurar su seguridad frente al riesgo eléctrico y comprobar que siguen siendo efectivos a lo largo de la vida útil del vehículo será misión de la ITV".

La Comisión Europea da a las ITV un papel clave en la lucha contra el cambio climático

No en vano, el nuevo Real Decreto sobre ITV trae importantes novedades en herramientas de diagnóstico electrónico como el OBD: "A través de una conexión estándar, las centralitas se conectan a un lector encargado de gestionar el motor y, en caso de producirse algún defecto en el funcionamiento, registra el fallo. Casi un 10% de los vehículos inspeccionados con este sistema han presentado algún defecto que antes no éramos capaces de detectar". Algo que supondrá una optimización en el análisis de estas inspecciones técnicas.

Más:

ITV

Y además