Skip to main content

Noticia

Motor

Ford Focus o Renault Mégane, ¿cuál tiene mejor versión híbrida?

renault megane hibrido
Dos caminos distintos.

La electrificación ya no se limita a modelos exclusivos: se ha democratizado y, por tanto, comienza a estar disponible entre los coches que ocupan los primeros puestos de ventas. Pocos son los que se resisten a sumarse a la tendencia, lo que nos da la oportunidad de medirlos frente a frente desde una nueva perspectiva. Si hablamos de Ford Focus o Renault Mégane, cuál tiene mejor versión híbrida?

Concepto similar, enfoques diferentes

Tanto Ford como Renault han optado por hibridar a sus dos modelos compactos, pero, a pesar de disponer en sus respectivas gamas de opciones de electrificación bastante variadas, solo le han dado una a cada uno de ellos: el estadounidense se comercializa como híbrido ligero y el francés en formato de híbrido enchufable.

Ford Focus híbrido

El Ford Focus EcoBoost Hybrid recurre a la tecnología microhíbrida con sistema eléctrico de 48 voltios, combinando un motor gasolina 1.0 con un generador eléctrico, lo que añade un par extra de 20 Nm, ayudando en las aceleraciones y permitiendo apagar el bloque térmico cuando se circula a menos de 25 km/h. Si a esto se le suma que el propulsor cuenta con sistema de desactivación de cilindros, el resultado es un ahorro notable tanto de combustible como de emisiones de CO2.

La marca ofrece esta alternativa en dos potencias, una de 125 CV y una de 155, homologando ambas, al menos según los datos oficiales, 5,1 l/100 km y 115 g/km de CO2.

Optar por la tecnología mild-hybrid le confiere al Focus híbrido la etiqueta Eco de la DGT.  

Renault Mégane híbrido

Renault Mégane Sport Tourer eTech

Renault ha lanzado este año su familia de híbridos E-Tech, que tiene dos vertientes, convencional y enchufable, y para su compacto ha optado por la segunda. El Renault Mégane E-Tech Plug-In utiliza un sistema de propulsión que tiene como elemento central un bloque gasolina 1.6 tetracilíndrico de 91 CV, al que dan apoyo dos motores eléctricos, uno de 72 CV y otro de 31, consiguiendo una potencia conjunta de 162 CV. De suministrar la energía se encarga una batería de 9,8 kWh, que es suficiente para circular hasta 50 kilómetros en modo cero emisiones (65 si solo se circula en ciudad).

Gracias a ello es capaz de homologar (durante los primeros 100 kilómetros) un consumo de 1,3 l/100 km y unas emisiones de CO2 inferiores a 40 g/km. Además, luce la etiqueta CERO de la DGT.

¿Cuál interesa más?

Aunque Ford Focus y Renault Mégane sean dos rivales directos en uno de los segmentos más competidos del mercado, la distinta dirección que han tomado en sus versiones electrificadas hace que cada uno esté pensado para un público diferente.

El Focus EcoHybrid vale para cualquiera que siga queriendo un modelo de combustión, pero no le importe pagar un ligero sobrecoste para rebajar algo el consumo del vehículo y gozar de la etiqueta ECO. El Mégane E-Tech Plug-in, por otra parte, implica un desembolso mayor, pero para aquellos que realicen a diario trayectos que entren dentro de su autonomía eléctrica puede compensar a largo plazo.

Y además