Skip to main content

Noticia

Un Ferrari embargado a la mafia se convierte en coche de la policía

Ferrari de la mafia

El mafioso que lo compró se debe estar tirando de los pelos...

La Policía de Milán puede presumir de tener un cochazo en su flota. Pero solo de tenerlo, porque disfrutarlo no lo disfruta mucho. Te cuento...

El que abre estas líneas es un Ferrari 458 Spider que fue embargado a la mafia italiana en septiembre de 2015. En Italia funciona una ley que permite que las autoridades confisquen bienes personales a las organizaciones criminales para beneficiarse de su uso (algo parecido a la norma que ha permitido que los coches de Ignacio González sean ahora de la Guardia Civil).

En virtud a esta Ley, el que antes fuera coche de la mafia ahora es miembro de la flota de vehículos de la Policía. Carrozzeria Marazzi, compañía especializada en la instalación de equipamiento policial, ha ofrecido sus servicios para transformar el superdeportivo de Ferrari de manera totalmente gratuita, incluyendo la típica decoración exterior y las obligatorias luces.

No ha tenido mucho trabajo (todo hay que decirlo) porque el Ferrari 458 Spider estaba pintado en color blanco, de manera que solo han tenido que añadir las líneas verdes y las letras. Tampoco tiene toda la equipación de un coche patrulla al uso, solo dos luces tras la cabina y en el interior solo una radio y los botones para activar las luces y la sirena.

No es un coche para detener 'a los malos'

Ahora bien, si circulas por Milán y esperas que el Ferrari de la Policía te dé el alto después de saltarte un semáforo en rojo no lo conseguirás.

El Ferrari 458 confiscado a la mafia italiana no se utiliza como coche patrulla al uso sino como acompañante en las charlas que los agentes dan a los más pequeños. Dicen que solo desempeñará esa labor un tiempo, después saldrá a subasta y lo que se recaude irá destinado a ayudar a familias víctimas de las mafias.

Este no es el único superdeportivo de los servicios de emergencia italianos. Los agentes de Roma y Bolonia disfrutan de sendos Lamborghini Huracán Polizia, dos ejemplares del espectacular modelo de la firma con sede en Sant’Agata Bolognese que han sido especialmente modificados para efectuar labores policiales y médicas. 

Lecturas recomendadas