Skip to main content

Noticia

El Dodge Charger Pursuit de la policía todavía más seguro

El Dodge Charger Pursuit de la policía todavía más seguro
El grupo FCA ha anunciado estos días que los Dodge Charger Pursuit contarán con un sistema capaz de detectar el movimiento en la parte trasera del vehículo. Estos vehículos pertenecen a la flota de los cuerpos de seguridad de Estados Unidos.

No te pierdas: 'Dodge Charger Pursuit, para la policía americana'

El grupo FCA ha anunciado estos días que desde ahora, la flota de vehículos Dodge Charger Pursuit que utiliza las fuerzas de seguridad de Estados Unidos, contará con un sistema capaz de detectar el movimiento en la parte trasera del vehículo. Esto garantiza la seguridad en caso de emboscadas o de alcance por detrás. Será instalado de manera inmediata en todas las unidades del Charger mencionado y no tendrás costo alguno para el estado.

Las fuerzas de seguridad se enfrentan día a día a muchos peligros. Estar más seguros en el desempeño de su trabajo es vital para que puedan seguir ocupando su papel. El grupo FCA busca que sus coches, los Dodge Charger Pursuit entregados a las fuerzas de seguridad de Estados Unidos sean todavía más seguros. Y a su elenco de sistemas en este apartado añaden una cámara que detecta el movimiento en la parte trasera del vehículo y advierte a los agentes para que puedan identificar al sujeto.

VÍDEO: ¡Imposible! Un Dodge Durango quemando las cuatro ruedas

VIDEO

VÍDEO: ¡Imposible! Un Dodge Durango SRT quemando las cuatro ruedas

Jeff Kommor, representante del grupo FCA, hablaba así de esta nueva tecnología: “Esta tecnología está diseñada para evitar que un oficial sea emboscado desde la parte trasera mientras tiene el coche estacionado. Aunque no reemplaza la vigilancia, este sistema actúa como un segundo conjunto de ojos y proporciona a los agentes de policía una mayor tranquilidad cuando están parados”.

Este sistema se basta del ParkSense, un asistente que ayuda al aparcamiento posterior, y del ParkView, la cámara trasera. Gracias a la información que recibe de estos sistemas ya instalados en el vehículo, es capaz de avisar al agente si se acerca por detrás alguien que pueda ser sospechoso. Cuando el mismo sistema detecte una posible amenaza, cerrará de manera automática las puertas del vehículo, las ventanillas delanteras se subirán y las luces traseras comenzará a parpadear.

Y además