Skip to main content

Noticia

Los nuevos coches de la Guardia Civil: 19 vehículos de alta gama incautados

La Guardia Civil usará los coches de Ignacio González

Los agentes de la UCO sumarán a su flota de vehículos cinco BMW, tres Audi, tres Smart, cuatro Mini y un Jaguar, entre otros.

La Guardia Civil tiene coches nuevos. Para ser rigurosos, hay que eliminar lo de nuevos porque se trata de una flota de 19 coches de alta gama que fueron incautados durante la Operación Lezo que fue la que llevó al expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y varios miembros de su familia a prisión.

Así trabajan Los Lobos de la Guardia Civil

No vamos a entrar en argumentaciones políticas ni en las razones que han llevado a González a la cárcel; lo que nos interesa es que durante las investigaciones, la Guardia Civil incautó todos los coches del garaje del ex-presidente de la Comunidad de Madrid y ahora el juez Velasco les ha dado permiso para utilizarlos para desempeñar sus funciones.

La decisión del juez responde a una petición de la propia Guardia Civil que, según informa el diario La Vanguardia, solicitó poder hacer uso de los vehículos incautados "dada la escasa renovación que se ha producido del parque móvil en los últimos años; y que este se encuentra en una situación preocupante por su excesiva antigüedad".

En la lista de vehículos incautados durante la Operación Lezo figuran cinco BMW, tres Audi, tres Smart, cuatro Mini y un Jaguar, entre otros.

Aclarar que no todos son propiedad de Ignacio González, los hay también de su esposa, Lourdes Cavero (como el BMW 330D); de su hermano Pablo; de su supuesto testaferro Edmundo Rodríguez; y de José Martínez Nicolás, ex-consejero delegado de la Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid.

Representantes de la UCO de la Guardia Civil han explicado que los recortes han hecho que la DGT no renueve la flota de coches con la periodicidad debida, lo que supone una "merma de la operatividad de distintas unidades, así como el incremento de las averías de los coches".

Esta situación, según recoge el juez, “merma operatividad a las distintas unidades, por la falta de medios suficientes, así como un incremento en la frecuencia de las averías de los vehículos más antiguos”.

Los agentes que firman la solicitud, justifican también por qué piden coches de lujo y aseguran que conducir modelos de alta gama es la única forma de "hacer seguimientos a personas de cierto nivel sin ser detectados". Además, afirman que "el uso de vehículos de marcas y modelos de elevada cilindrada permite luchar contra las nuevas formas de delincuencia que emplean modelos imposibles de ser adquiridos de una forma frecuente por la Dirección General de la Guardia Civil”.

Para usar los coches de Ignacio González, la Guardia Civil tendrá que encargarse de las revisiones de aceite, filtros, batería, alumbrado y amortiguadores para que todos los vehículos pasen la ITV antes de su puesta en servicio como vehículo oficial.

Lecturas recomendadas