Noticia

El Ferrari 599 GTB Fiorano, convertido en una máquina de drift de 800 CV

Ferrari 599 GTB Fiorano
Jorge Morillo

La última creación que nos llega del mundo del drifting es este espectacular Ferrari 599 GTB Fiorano que ha sido modificado totalmente para quemar rueda sin parar. Aunque claro, con un motor de 800 CV ya podrá...

La deportividad de cualquier modelo de Ferrari es algo que se le presupone. Sin embargo, no todos los coches nacidos en Maranello pueden presumir de ser elegantes. Además, ambas características son muy complicadas de conjugar siempre, salvo que te llames Aston Martin. Pero si hay un Cavallino Rampante que lo logra es el Ferrari 599 GTB Fiorano. Salvo que lo quieras convertir en una máquina pensada por y para derrapar. Sí, amigos, estamos hablando del mundo del drifting.

Si eres un seguidor empedernido de la Fórmula Drift, sabrás perfectamente quien es Federico Sceriffo. Pues bien, este angelito quema gomas va a mostrar al mundo el arte del derrape esta temporada al volante de un 599 totalmente modificado, que como habrás visto en el vídeo que precede a este párrafo ha perdido totalmente la parte elegante de la que gozaba. Las transformaciones han sido múltiples, comenzando por el color amarillo de la carrocería -el modelo de base era rojo-, y siguiendo por la instalación de un impresionante alerón trasero y barras antivuelco.

No te pierdas: Chicas con mucho drift

Impresionante hasta aquí, ¿verdad? Pues ojo, porque aún nos queda por hablar del cambio más importante que ha recibido este Ferrari 599 GTB Fiorano tan llamativo, que es el motor. Conserva bajo su piel el V12 de 6 litros original. Pero nada de un propulsor atmosférico. Sobre éste se han añadido dos turbos que disparan la potencia total del mismo hasta los 800 CV, con un par máximo no menos impresionante de 1.000 Nm. Como ves, cifras más que suficientes como para vivir cruzado con el coche, siempre que se tengan manos para ello, claro.

Este Ferrari tan especial ha debutado ya en la primera cita de la Fórmula Drift de este año, donde se han dejado ver otra serie de modificaciones realizadas respecto al 599, cuya variante GTO hemos probado. Muchas de ellas, sin desvelar oficialmente, tienen que ver con las suspensiones, muelles y demás. Y es que no hay que olvidar que en estas competiciones no cuenta lo rápido que sea el coche como tal. De hecho, si te fijas, la altura respecto al suelo ha crecido considerablemente respecto a lo que estamos acostumbrados a ver. Sin duda una buena solución para afrontar los badenes que seguro llenan las calles de tu vecindario, aunque no creemos que a la Guardia Civil le hiciese mucha gracia verte merodeando por allí con semejante aparato.