Skip to main content

Noticia

Este VW Golf de 1.151 CV es una mala bestia

Volkswagen Golf

El modelo, de la primera generación del compacto, es capaz de superar los 300 km/h en una carrera de media milla de distancia.

Seguro que conocéis la expresión ‘lobo con piel de cordero’, un clásico que ilustra a la perfección como no todo es lo que parece y que en ocasión, se puede ocultar algo muy malo tras una apariencia de lo más afable. Si lo trasladamos al mundo del motor, posiblemente este teóricamente humilde Volkswagen Golf sea el ejemplo prototípico del dicho. ¿Solo ves un Golfito de primera generación? Pues en realidad estás ante una mala bestia.

VÍDEO: Drag Race: Camaro ZL1 contra Corvette Z06

Nadie lo diría, puesto que apenas tiene modificaciones exteriores más allá de algún que otro cromado y hay que fijarse para darse cuenta de que en el interior monta una jaula antivuelco por si hay algún percance. Sin embargo, si se abre el motor… estamos ante otro cantar, puesto que lo que esconde el pequeñín haría palidecer al grueso de los superdeportivos más modernos que podemos encontrar hoy en el mercado.

Sus preparadores, Boba Motoring, han decidido mantener el bloque que montaba originalmente el alemán, un gasolina 2.0 tetracilíndrico de 16 válvulas, aunque tras todas las modificaciones a las que ha sido sometido, cualquier parecido con el motor que vio la luz hace ya más de 30 años es mera coincidencia. Y es que el propulsor ha sido potenciado hasta los 1.151 CV y los 1.039 Nm de par máximos, cifras que cuesta creer que las pueda digerir su chasis, pero que lo hace, y de qué manera.

En el evento German Race 1000 que se celebró hace unos días, el Golf dio un auténtico recital, y eso que para las carreras de la cita empleó una configuración ‘capada’ que le deja solo en 940 CV. Consiguió cruzar la línea de la media milla con una velocidad de 308,359 km/h y de paso dejó dos cifras igual de espectaculares: solo necesita 3,33 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y apenas 7,03 segundos para hacer lo propio de los 200 a los 300 km/h.

fuente: Carscoops.

Lecturas recomendadas