Noticia

Coches clásicos

Este GT350H fue propiedad de Carroll Shelby y ahora puede ser tuyo

Shelby GT350H
Ignacio de Haro

No solo es especial porque su último propietario fue Carroll Shelby, también porque debe de ser uno de los pocos Shelby GT350H del mundo que no tiene la carrocería pintada en negro y dorado.

Si alguna vez has soñado con poseer un Ford Mustang, pero no de los nuevos, uno de los originales de la década de 1960, atento. Porque el próximo 18 de enero, la casa Bonhams va a ofrecer en subasta un Shelby GT350H de 1966, uno de los aproximadamente 1.000 ejemplares del modelo que creó Shelby ese año para la compañía estadounidense de coches de alquiler Hertz y que en su época se alquilaba por tan solo 17 dólares al día.

VÍDEO: Así acelera un Shelby GT350 de Hennessey, ¡da miedo!

Cualquier aficionado al icónico modelo de Ford sabrá que el GT350H es una de las variantes más deseables de la primera generación del Mustang. No es la versión más potente, tampoco la más exclusiva, pero la peculiar historia que explica su existencia hace que sea muy deseable. Ahora bien, hay que distinguir entre cualquier otro ejemplar y este Shelby GT350H de 1966 que subastan, pues perteneció nada menos que a Carroll Shelby.

Fue vendido nuevo en 1966 a Hertz por una suma de 3.865 dólares de la época, cifra que incluía algunas opciones, como las llantas Magnum cromadas, la radio o el servofreno. Salió de la cadena de montaje con una pintura exterior diferente a la del otros GT350H, pues en lugar de lucir el negro y dorado propio de Hertz, presenta un exterior rematado en blanco y azul. Y tras pasar un tiempo como vehículo de alquiler, fue vendido a un particular y tras este, a otro.

Fue el segundo de los dos el que realizó una serie de modificaciones en el coche que debieron captar la atención de su creador original. Porque finalmente, tras pasar por las manos de dos conductores privados, este Shelby GT350H de 1966 fue comprado por Carroll Shelby y ha permanecido en la empresa que lleva su apellido desde entonces. Debido a su historia e ilustre propietario, ha estado expuesto en numerosos lugares y ha aparecido en prestigiosos libros sobre la historia de Ford.

Desde el año 2008 ha estado expuesto en las instalaciones de Shelby Automobiles en Las Vegas, Nevada, y ahora abandona ese espacio para ser subastado por la casa Bonhams en un evento que tendrá lugar el próximo día 18 de enero en Scottsdale, Arizona (EE.UU.). En este enlace puedes acceder al anuncio original, pero ya te avisamos de que no va a ser precisamente asequible.

Aunque subirá al escenario sin precio de reserva, es decir, sin un precio mínimo prefijado para que salga a delante la venta (aquí tienes todo lo que debes saber sobre las subastas de coches), los organizadores del evento creen que la cifra final se moverá entre los 120.000 y 170.000 euros.

Fuente e imágenes: Bonhams

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.