Skip to main content

Noticia

Le estalla un neumático trasero a 300 km/h en Monza

Le estalla un neumático trasero

Y lo maneja como un señor.

El piloto de este Porsche 911 GT2 RS no podía imaginarse lo que le iba a ocurrir en una tanda que estaba llevando a cabo en el circuito de Monza. En la recta del trazado, tras haber completado su mejor vuelta con un tiempo de 1:57, uno de los neumáticos traseros estalló cuando circulaba a 300 km/h (todo ocurre a partir del minuto 2 del vídeo).

Por suerte, gracias a la habilidad del conductor, a su mente fría y saber estar y, admitámoslo, a la suerte; supo controlar la situación a la perfección, reduciendo la velocidad y parándose en el lateral sí que se produjese un accidente que podría haber sido gravísimo. Pero, ¿qué es lo que ocurrió?

Todo lo que debes saber para comprar neumáticos online

Las causas, según apunto el propio protagonista en la descripción del vídeo en Youtube, habría que buscarla en que el Porsche ya tenía algo de tute encima. Concretamente, había estado rodando en el Infierno Verde, durante una tanda de 60 vueltas, lo que con casi total seguridad debió afectar al estado de sus neumáticos, unos Pirelli Trofeo R. Además, por lo visto el asfalto del circuito italiano también puso de su parte, ya que estaba a una temperatura de 55 grados.

La cuestión es que el reventón ocurrió en la que seguramente sea la peor zona del trazado para que tenga lugar un estallido de un neumático: en la recta, donde el Porsche 911 GT2 RS ya superaba los 295 km/h y en la que el conductor todavía no empiezan a frenar para atacar la primera curva, que se pasa a unos 50 km/h, por lo que el vehículo va lanzado.

A pesar de ello lo más importante es que el piloto actúa con un gran saber estar, no pierde la calma, realiza únicamente las correcciones necesarias y reduce la velocidad de manera progresiva, evitando empotrarse contra las vallas laterales. Chapó.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas