¿Sabes cuándo debes cambiar tus neumáticos?

5 claves para saber cuándo debes cambiar los neumáticos

17/12/2017 - 16:37

Aprender a valorar con criterio cuándo ha llegado el momento de cambiar tus neumáticos es tan importante como saber elegir el mejor recambio disponible para tu coche. ¿Quieres identificarlos con rapidez? Lee.

¿Crees que lo sabes todo acerca del único elemento de tu vehículo que está en contacto permanente con la calzada? Si ya sabes leer la etiqueta de tus ruedas y entiendes cómo afectan a la conducción en función de su tamaño, sólo te queda aprender una cosa más: a identificar cuándo ha llegado el momento de cambiar tus neumáticos. ¿Necesitas algo de ayuda? Toma buena nota de las cinco claves fundamentales que debes tener en cuenta y empieza a circular con mayor seguridad. 

Presta atención al desgaste

Como sabrás, un neumático demasiado gastado no ofrece el mismo agarre ni la misma resistencia al esfuerzo que uno nuevo... y por eso es el primer factor a tener en cuenta para identificar si ha llegado el momento de sustituirlos. ¿Sabes cuál es la profundidad mínima de la banda de rodadura de tus gomas? Si ésta tiene un espesor menor de 1,6 milímetros, es hora de pasar por el taller. ¡Y no racanees con los precios! Recuerda que tu seguridad y la de todos va con ellos. 

 Identifica las irregularidades

¿Qué debes revisar en tus neumáticos antes de irte de vacaciones?

Además de tener en cuenta la erosión que la circulación produce de forma natural en una banda de rodadura, es fundamental que revises de vez en cuando el modo en que se produce su desgaste: si éste es más acusado en la zona central, en los hombros o en zonas irregulares podrías estar circulando con una presión inadecuada, un mal ajuste de la geometría de la suspensión o unos amortiguadores en mal estado. ¿Es tu caso? Cambia los neumáticos y procura corregir el problema cuanto antes. ¡Volverás a sufrirlo si no haces nada!

Mejor sin daños

Puede que te parezca algo trivial, pero pasar por encima de un bache a demasiada velocidad puede producir un daño importante en una goma. Si observas algún bulto o ‘mordisco’ en el compuesto que cubre la banda de rodadura o el perfil del neumático, habrá llegado el momento de sustituirlo: una alteración en la arquitectura de la rueda puede reducir su rendimiento de forma notable e incluso poner en peligro su integridad ante determinadas situaciones. 

¡No pinches!

¿Cómo cambiar una rueda pinchada?

Si sufres un pinchazo no olvides acudir a un especialista para que valore el alcance de los daños: aunque puedas haberlo reparado por tu cuenta empleando las herramientas que muchos fabricantes incluyen con sus vehículos, siempre es recomendable que alguien cualificado evalúe si la operación ha sido realizada correctamente y es seguro continuar con el neumático tal como esté. 

La edad no perdona

Es crucial conocer qué edad tienen los neumáticos que monta tu coche porque, como habrás imaginado, sus propiedades merman con el tiempo: anota cuando los montes la fecha de fabricación y empieza a revisarlos en profundidad cuando tengan cinco años. ¿Han llegado los tuyos a los 10? Es momento de sustituirlos: por muy bien que puedan estar, no ofrecen las mismas garantías que cuando salieron de la planta de producción.

Más de VisionZero by Continental