Skip to main content
Neumáticos usados

5 razones por las que se desgastan tus neumáticos que puedes evitar

Identificar un desgaste de los neumáticos irregular es fundamental a la hora de asegurar un correcto funcionamiento de los mismos... que podría salvarte de un accidente en carretera. ¿Sabes cómo hacerlo?

Revisar el estado de los ‘zapatos’ de tu vehículo forma parte del mantenimiento básico que debes tener en cuenta para poder circular con seguridad. ¿Sabrías identificar un desgaste de los neumáticos irregular? Puede ser un síntoma muy claro de una avería que podría poner en riesgo tu seguridad y la del resto de los usuarios de la vía. ¿Quieres que tus gomas sigan cumpliendo sus funciones? Sigue leyendo...

Revisa la presión

Cómo detectar problemas en la alineación de los neumáticos

Aunque no es la primera vez que te lo decimos, la presión de los neumáticos influye mucho en la conducción... y en el modo en que éstos acusan el paso de los kilómetros. Si observas un desgaste excesivo en la zona central de la banda de rodadura podría deberse al empleo de una cantidad de aire excesiva en las ruedas que, además de ‘devorar’ el compuesto de forma irregular reduce la superficie de contacto con la calzada, ofreciendo un menor agarre en cualquier situación. ¿Te ocurre justo lo contrario? Cuidado: un trabajo excesivo en los hombros podría indicar una presión demasiado baja que, además de resultar muy poco eficiente en términos de consumo, también reduce la adherencia de la goma. 

 Evita los kilos de más

Carga del maletero

Puede que no te parezca tan importante, pero es vital que respetes siempre la indicación de la masa máxima que puede transportar tu vehículo: además, producir un desgaste prematuro e irregular de los neumáticos (que suelen desfallecer antes por las zonas externas de la banda de rodadura), estarás sometiendo al conjunto de suspensión y frenos a un esfuerzo mayor del esperado por el fabricante que podría tener consecuencias terribles ante una situación de peligro como una frenada de emergencia o una maniobra de esquiva. 

Cuidado con los frenazos

¿Qué debes revisar en tus neumáticos antes de irte de vacaciones?

Por suerte, la ingente cantidad de elementos de seguridad (como el sistema EBA de Continental) que integran los vehículos modernos hacen que afrontar una situación de peligro sea mucho más sencillo que hace años... aunque las consecuencias de estas puedan seguir entrañando ciertos riesgos. ¿Has tenido que realizar una frenada de emergencia recientemente? Es posible que haya producido algún ‘plano’ en tu neumático que, además de producir una desagradable vibración en movimiento, puede comprometer su desempeño en un escenario similar.

Sin golpes, mucho mejor

Bache en carretera

Procura extremar la precaución a la hora de pasar por encima de un badén o un bache en la calzada: un golpe demasiado abrupto podría causar daños en tus neumáticos que acortarían notablemente su vida útil, volviéndolos más frágiles y peligrosos para circular. Y lo mismo sucede con los bordillos: olvídate de apurar demasiado o podrías ‘pellizcar’ la goma, poniendo en serio riesgo su capacidad para seguir rodando. 

Cuidado con el clima

Seguramente hayas leído cómo afecta el calor a tus neumáticos, ¿verdad? Los agentes climatológicos como el frío o una humedad excesiva afectan más de lo que crees a la vida de tus neumáticos, pudiendo acortarla notablemente en episodios de altas temperaturas o lluvias muy intensas (¿sabes cuán importantes son tus ruedas en un día mojado?). 

Eso sí, si cuando los vayas a cambiar por el desgaste, optas por comprar unas ruedas baratas, deberías estar muy atento a lo que ello puede conllevar.

Más de VisionZero by Continental