Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Electrifica tu boda con un Tesla Model S limusina

Tesla Model S limusina

En eBay hay un anuncio de venta de este Tesla Model S limusina, y de momento va por los 67.837 euros.

¿Te gusta el Tesla Model S? Pues si lo quieres, puede ser tu coche de bodas, en forma de limusina. Es el coche que protagoniza esta noticia, un Tesla limusina de segunda mano, del año 2015, y está a la venta en eBay. Puede que este coche eléctrico no esté preparado al ciento por ciento para salir a la carretera, pero molar, mola...

La subasta por este Tesla limusina va ahora mismo por los 80.400 dólares (unos 67.837 euros, al cambio actual), y aún quedan dos días para pujar. Según indican en el anuncio, es el primer Tesla Model S 85 limusina, y cuenta en su haber con 241 km. La preparación se realizó sobre un chasis de 2015, y aún conserva las baterías de 85 kilovatios originales.

Un Tesla Model S limusina a la venta

Dado que esta limusina ha sido creada sobre la base de un Model S de 2015, suponemos que su motor será capaz de generar 380 CV, y cuenta con una autonomía de 407 km. El Model S 'normal' pesa 2.085 kg, pero desconocemos el peso que la transformación le habrá añadido.

Al parecer, el proyecto empezó con la idea de crear un coche para anuncios, y ahora que ya ha terminado su cometido, está listo para pasar a las manos de otro propietario. Según el vendedor, está terminado al 90%; pero si se paga una pequeña cantidad (no sabemos cuánto), el taller podría terminarlo del todo para ti. Aparte de algún que otro detalle, el exterior se ve perfecto (el anuncio no incluye fotos del interior).

El Tesla Model S va equipado con un paquete de baterías de 60, 75, 90 o 100 kWh, supera en autonomía al Tesla Roadster, siendo capaz de recorrer más de 400 kilómetros entre carga y carga. El motor va en el eje trasero y las baterías van tumbadas en el suelo. 

El Model S parece haberse puesto de moda entre los preparadores; hace poco os hablábamos de la creación de un Tesla Model S Shooting Brake. Llega de la mano del preparador Qwest, de Reino Unido. Eso sí, al precio del coche hay que sumarle 79.000 euros... QUien quiere algo tiene que pagarlo (y en este caso, el capricho cuesta mucho).

 

Lecturas recomendadas