Skip to main content

Noticia

Tesla Model S Shooting Brake: si lo quieres, lo podrías tener

Tesla Model S wagon

Llega de la mano del preparador Qwest, de Reino Unido. Eso sí, al precio del coche, hay que sumarle 79.000 euros.

No te pierdas: ¿Por qué hay decenas de modelos de Tesla en este aparcamiento?

¿Quieres un  Tesla Model S Shooting Brake? Pues ahora, lo puedes tener gracias al preparador británico Qwest. Los preparadores europeos creen que podría existir bastante demanda de un Tesla Model S familiar, dado que actualmente ya se está trabajando para conseguir la versión 'station wagon' del vehículo eléctrico. Una de las compañías que está luchando para lograrlo es Niels van Roij Design, una empresa que presentó su versión familiar; pero el diseño de Qwest, procedente de Reino Unido, parece ser mucho más realista y funcional.

La empresa Qwest está especializada en los trabajos con fibra de carbono, con lo que su trabajo sobre el Model S cuenta con abundancia de este ligero material, como te podías imaginar. El nuevo coche eléctrico con carrocería familiar cuenta con un techo ligeramenmte inclinado. Los cristales laterales siguen el contorno de las ventanas traseras. Se han publicado nuevos vídeos que muestran que el trabajo de la parte exterior ya se ha terminado, si bien el interior aún requiere ciertos toques para acabarlo, tal y como indican nuestros colegas de Autocar.

 

 

Tesla Model S wagon: todo empezó por un perro

El Tesla Model S de Qwest existe por un perro. Sí, como lo lees: por el perro de un propietario de un Model S. El proyecto arrancó en enero de 2016, cuando el propietario de un Tesla se quejó porque su coche carecía de espacio trasero para poder llevar a su animal de compañía. Pues bien, los chicos de Qwest fueron lo suficientemente listos (y pudientes, claro) como para hacer este deseo realidad, y Qwest decidió ponerse manos a la obra y fabricar la versión familiar del Model S.

La transformación del Model S en familiar estará disponible en breve para otros clientes, y tendrá un precio de unas 70.000 libras esterlinas (unos 79.000 euros, al cambio actual), a lo que habrá que sumarle el precio del coche, claro está. Par que hagas tú mismo las cuentas, solo recordarte el precio de un Tesla Model S en España parte de los 86.800 euros. El capricho sale caro... Pero hay a quien le merece la pena.