Noticia

Estilo de vida

¿Dónde cazan las marcas a los 'nuevos ricos'?

¿Dónde cazan las marcas a los 'nuevos ricos'?

Mónica Redondo

21/09/2015 - 14:24

Los tiempos están cambiando... y los 'nuevos ricos' también. Los millonarios discretos están dejando paso a celebrities que no dudan en hacer ostentación de sus pertenencias y de sus cochazos en Instagram. Conscientes de ello, las marcas automovilísticas no quieren dejar de lado a estos potenciales clientes con los bolsillos llenos de dinero y la cabeza repleta de peticiones muy especiales -e incluso extravagantes- para sus nuevos coches.

Ser nuevo rico mola más que nunca. Parece que la discreción es un valor que ya no está en alza entre los más millonarios del planeta: muchas celebrities utilizan esta nueva era tecnológica en la que Instagram es el rey para airear sus perteniencias, entre las que frecuentemente se encuentran auténticos cochazos. Y parece que a sus fans les gusta: si no, que se lo digan a Kylie Jenner y a sus 36,4 millones de seguidores en Instagram.

Esta adicción de los nuevos ricos a Instagram es vista por las marcas automovilísticas como una nueva oportunidad de negocio y una forma de captar nuevos clientes, algunos de ellos muy alejados de su perfil tradicional. "Hay mucha nueva riqueza hoy", señala Gorden Wagener, ejecutivo de Daimler. "Esta gente está buscando buenas opciones para invertir su dinero, y nosotros nos preguntamos qué más podemos hacer para satisfacer sus deseos de lujo".

Pero no es la única marca premiu que ha entrado en este juego por cazar al nuevo rico. "Estamos atrayendo a un nuevo tipo de cliente", añade Gerry Spahn, portavoz de Rolls-Royce Norteamérica. "Estamos buscando un cambio en el perfil de nuestro cliente, gente con una edad comprendida entre los 40 y los 60 años. Ellos quieren algo nuevo de nosotros: nuevos interiores y colores más llamativos".

Se trata de una nueva era, en la que las celebrities (artistas, deportistas, expertos en bolsa y nuevas tecnologías, e incluso millonarios sin oficio conocido) quieren gastar gigantescas cantidades de dinero. No solo se trata de tener un cochazo, sino de mostrarlo al mundo. Es lo que ya se conoce como el 'Efecto Instagram', un fenómeno que las marcas automovilisticas quieren aprovechar para captar a estas personalidades que llenan sus garajes de lujosísimos modelos. Y si para ello hay que incluir nuevas opciones que se alejan un poco de la línea tradicional del fabricante, no pasa nada. Al fin de cuentas se trata de vender cuántos más coches, mejor...

Fuente: Carscoop.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches