Skip to main content

Noticia

F1

El difícil GP de Australia de Carlos Sainz: “Casi vomito”

Carlos Sainz GP Australia 2018
A pesar de acabar en los puntos en la primera carrera del año, Carlos Sainz no puede estar del todo contento.

Fin de semana agridulce para Carlos Sainz en el Gran Premio de Australia de Fórmula 1. Si bien el piloto español de Renault ha conseguido comenzar la temporada en los puntos, en clasificación no pudo sacar lo mejor del coche y hoy se ha encontrado mal en la parte final de la carrera.

VÍDEO: Claves del GP Australia F1 2018

No siempre es un problema en un componente mecánico lo que complica la carrera a un piloto de Fórmula 1. En el Gran Premio de Australia, Carlos Sainz ha sufrido las consecuencias de un fallo en el sistema que proporciona agua al piloto durante la carrera y ha tenido que beberse todo el líquido en las 15 primeras vueltas, lo que le ha provocada náuseas e incluso mareos.

Esto ha impedido a Sainz dar el cien por cien durante toda la carrera e incluso el español ha llegado a salirse de pista, dejando la puerta abierta a Fernando Alonso. El final del Gran Premio ha sido especialmente difícil para Carlos, que incluso sentía ganas de vomitar. Mientras tanto, tenía que defenderse de Sergio Pérez, que venía por detrás y ha acabado la carrera a unas pocas décimas.

Te puede interesar: ¿Cómo ver la Fórmula 1?

"Al final estoy contento por salvar un punto, ha habido un momento en el que casi me pongo a vomitar, lo he pasado muy mal", ha confesado Carlos Sainz tras bajarse del Renault R.S.18, todavía con un poco de malestar en el cuerpo.

"Durante las primeras diez o quince vueltas el sistema me escupía agua a la cara, bebía mucho. Al salir el coche de seguridad tenía mucho líquido en el estómago y no me encontraba bien. He podido sobrevivir y he llegado a la meta como he podido", ha agregado Carlos, que donde peor se encontraba era en las curvas, ya que “todo se movía de un lado a otro”.

El de Renault incluso asegura que es difícil para él evaluar el rendimiento mostrado por su monoplaza, ya que “no he podido ir al límite al no encontrarme al cien por cien”.

La otra cara de la moneda en el equipo Renault ha sido Nico Hülkenberg, que ha acabado la carrera en la séptima posición. No hay duda de que en general ha sido un buen inicio de temporada para la escudería francesa, que acaba el primer gran premio del año con sus dos monoplazas entre los diez primeros.

Imagen: Sutton Motorsport

Y además