Skip to main content

Noticia

Diferencias entre carpooling y carsharing

Te explicamos las diferencias.

No te pierdas: Así es Zity, el nuevo negocio de 'carsharing' de Renault

Carpooling, carsharing... ¿Qué es cada uno? ¿Cuáles son sus diferencias? Los desplazamientos y las formas de viajar en coche han evolucionado mucho en los últimos años, y han dado como resultado una nueva variedad de formas de moverse en coche sin ser propietario de uno.

Dos de las principales son el carpooling y carsharing, ambas modalidades de viajes en coche que están muy en boga últimamente, y que quizás le generan dudas a alguien. Si ese es tu caso, tranquilo: aquí estamos para explicarte bien las diferencias entre carpooling y carsharing. ¡Toma nota!

Diferencias entre carpooling y carsharing

Cabe empezar este artículo aclarando que tanto el carsharing como el carpooling son dos formas de compartir coche, que tienen un fin común: ahorrar dinero, y contaminar menos, si bien tienen diferencias notables. ¡Pasemos a verlas!

¿Qué es carpooling?

El carpooling es un sistema que permite que varias personas compartan coche porque van a realizar un mismo trayecto. El carpooling lleva años realizándose (sin que se le atribuyese este palabro en inglés); por ejemplo, cuando varios compañeros de trabajo que vivían cerca compartían coche. 

No te pierdas: Zity o Emov, ¿qué es más barato?

La llegada de internet hizo que esta manera de compartir coche creciese exponencialmente; así, el propietario de un coche que va a viajar, por ejemplo, de Madrid a Valencia, puede publicar su viaje en algunas webs o aplicaciones (como Blablacar), y si hay más gente que va a realizar ese trayecto, comparten los gastos.

Sale ganando la cuenta bancaria de los viajeros, y el medio ambiente, ya que varias personas usarán solo un coche.

A diferencia del carsharing, con el carpooilng los usuarios utilizan sus propios coches y alternan los turnos de conducción.


¿Qué es el carsharing?

Bien, como su propio nombre (en inglés) indica, es una forma de compartir coche, si bien tiene una gran diferencia con respecto al carpooling: y es que, con el carsharing, los viajeros conducen un coche que no es suyo.

No te pierdas: Tres formas de tener coche en el futuro

De hecho, el carsharing podría definirse como un alquiler del coche por horas, más que como una forma de compartir coche.

Los servicios de carsharing suelen ofrecerse únicamente en el centro de las ciudades, y los usuarios tiene  que ser socios (algo que han hecho con anterioridad al uso del coche). 

El carsharing es, pues, la forma ideal de conducir un coche en ciudad, sin tenerlo en propiedad. Hay muchas empresas de carsharing; en Madrid, por ejemplo, las más conocidas con Car2Go, Zity, Emov, WiBLE...

Lecturas recomendadas