Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT avisa de cómo debe usar un peatón la calzada

Peatones en la calzada

Tal y como los define la Dirección General de Tráfico, un peatón es la persona que, sin ser conductor, transita a pie por las vías públicas. Por lo tanto, son un actor más de la convivencia que se da tanto en las vías urbanas como en las interurbanas y tienen una responsabilidad normativa. La mayor parte tiene claro cómo comportarse dentro de la ciudad, pero ¿qué pasa fuera de ella? La DGT avisa de cómo debe usar un peatón la calzada.

No te pierdas: Cinco trámites de tráfico que puedes hacer por teléfono

La situación actual que vivimos a causa del coronavirus nos impide salir de casa salvo en contadas excepciones. Conscientes de ello, en Tráfico están aprovechando para llevar a cabo una labor divulgativa que consiste en repasar diferentes normas que debemos cumplir tanto si circulamos en nuestro vehículo como si lo hacemos a pie. Con un tweet, la DGT nos ha recordado que “un peatón nunca debe ocupar la calzada y menos aún sin usar chaleco reflectante”.

Y es que este tipo de actores tienen menos del 20% de probabilidades de morir si son atropellados por un coche que circula a menos de 50 km/hora. Sin embargo, esta cifra crece hasta casi un 60% de si es atropellado a 80 km/hora. Con el objetivo de concienciar a los peatones, la DGT ha mostrado las consecuencias de vestir o no prendas reflectantes. No en vano, puede ser la diferencia entre ser visible a una distancia segura o ser atropellado.

Las condiciones del escenario serían las siguientes: un vehículo con el alumbrado de cruce (halógeno), iluminación artificial en la vía nula y asfalto seco.

  1. Un peatón con ropa oscura y sin chaleco: el alcance visual es inferior a 20 metros y a 40 km/h el conductor no podría detenerse dentro de su alcance visual.
  2. Un peatón con ropa clara y sin chaleco: el alcance visual es inferior a 40 metros y a 65 km/h el conductor no podría detenerse.
  3. Un peatón con chaleco: el alcance visual es de más de 150 metros y a 100 km/h el conductor podría detenerse dentro de su alcance visual.
Peatones en la calzada

Los peatones fuera de la ciudad

La DGT establece cómo deben moverse los peatones en las dos posibles situaciones: una vía fuera de poblado y en autopistas o autovías. En las primeras deben circular por la izquierda para que puedan ver de frente a los vehículos que se acerquen. Si existe arcén, tendrán que ir por él. Si no hay, se circulará por la calzada lo más pegado posible al borde. Si son varias las personas, tendrán que ir en fila india.

Si necesitan cruzar, habrá que hacerlo por los lugares más seguros y con mayor visibilidad. Finalmente, entre la puesta y salida del sol o en condiciones climatológicas adversas, los peatones deberán ir provistos de algún elemento luminoso o retrorreflectante homologado y procurarán vestir ropas de color claro para ser lo más visibles posible. 

En autopistas y autovías está prohibida la circulación de peatones. Si en caso de accidente, avería, malestar físico de sus ocupantes u otra emergencia, es necesario solicitar auxilio, el conductor u otro ocupante podrá salir del vehículo equipado debidamente. El resto de los ocupantes deberán quedarse en el coche. 

Y además