Skip to main content

Noticia

Motor

Las cuatro razones de Mercedes para no vender más el Clase A

Las cuatro razones de Mercedes para no vender más el Clase A

Se despide en 2025.

Hace algunas semanas, un informe publicado por el diario alemán Handelsblatt anunciaba un cambio radical en la estrategia comercial de la marca alemana, con la desaparición de varios modelos, entre ellos, el exitoso compacto. Las cuatro razones de Mercedes para no vender más el Clase A.

En los próximos años, se esperan importantes cambios en la amplia gama de Mercedes, especialmente, en el primer escalón que da acceso a los modelos más compactos y asequibles. 

La noticia sorprendió a muchos… o quizá no: la compañía de la estrella dejará de producir el Mercedes Clase A en 2025, cuando la actual generación agote su ciclo comercial. También le seguirán otros, como el Clase B y derivados del Clase A, como el sedán o la variante Shooting Brake del CLA.

Según se dice en el informe del mencionado diario alemán, detrás de esta decisión estaría el máximo dirigente de la marca alemana, Ola Källenius, y el principal motivo no es otro que el económico.

 

Aunque, en un principio los planes a medio o largo plazo de Mercedes contemplaban la remodelación de la gama compacta actual, incluyendo el relevo generacional del Clase A, finalmente la directiva parece haber cambiado de opinión por motivos de rentabilidad económica. 

El propio CEO de la marca confirmó recientemente que dicha familia de modelos pasará de siete a cuatro modelos en los próximos años, de cara a favorecer una mayor rentabilidad y mayor ROI (Retorno de Inversión). Pero veamos cuáles son cuatro razones que han impulsado esta decisión, aparte de la económica.

Cuatro razones para no vender más Mercedes Clase A: estrategia eléctrica

Las cuatro razones de Mercedes para no vender más el Clase A

La decisión de Mercedes tiene que ver con su estrategia eléctrica. La compañía está inmersa en un proceso de electrificación de buena parte de su gama y en esta estrategia no tiene cabida el Clase A.

Su lugar lo ocupará una versión totalmente eléctrica, con formato SUV y de mayor calidad, que permita elevar sustancialmente el precio de tarifa.

Será menos demandado

Las cuatro razones de Mercedes para no vender más el Clase A

Aunque el Clase A ha sido y es un modelo de notable éxito comercial para Mercedes, el mercado marca una clara tendencia hacia vehículos de tipo crossovers y todocaminos, en detrimento de los compactos y otros tipos de carrocerías, como las berlinas.

Es decir, el público se irá decantando, cada vez más, por SUV y dejará de ser rentable fabricar compactos de segmento C con los estándares de calidad que se exigen en una marca como Mercedes. 

Mayor margen de beneficio

Las cuatro razones de Mercedes para no vender más el Clase A

Relacionado con todo lo anterior y, aunque ya lo hemos deslizado al principio, está el objetivo de conseguir un mayor margen de beneficio. Y aquí merece la pena detenerse un poco. 

Hasta ahora, los distintivos fabricantes de automóviles buscaban conseguir el mayor número de ventas posibles para obtener mayores beneficios. La ecuación era clara: más ventas = más beneficios. Sin embargo, esto va a cambiar en los próximos años.

La industria de la automoción camina hacia la electrificación, pero también hacia la producción de menos vehículos y más caros, lo que permitirá a las marcas obtener mayores beneficios por cada vehículo vendido. 

Por tanto, en la cabeza de los dirigentes está la idea de que producir un vehículo más caro que el Clase A, pero eléctrico, más grande y de más calidad, permitirá venderlo a un precio mucho más elevado y, así, lograr un mayor retorno de inversión.

Reducción de la gama

Las cuatro razones de Mercedes para no vender más el Clase A

Una ultima razón de Mercedes para no vender más Clase A tiene que ver con la reducción de la actual gama. 

A lo largo de la última década, la marca de la estrella ha ampliado su gama de productos de manera considerable. Solo del Clase A derivan el Clase A sedán, el CLA, el CLA Shooting Brake y el GLA, la variante crossover. Y, a veces, menos es más, piensan en Stuttgart.

Etiquetas:

Industria

Y además