Skip to main content

Noticia

Cuatro idiotas que roban Tesla

Tesla Model S

Al ser pillados, se han comportado como niños de colegio...

Los cuatro protagonistas de esta noticia han aparecido en los papeles no solo por robar Tesla, sino por las ridículas excusas que han dado cuando les han pillado. Atento, que te va a dejar boquiabierto.

Empecemos rememorando los hechos. Los cuatro hombres en cuestión robaron modelos de la marca Tesla de un concesionario. El resto de la historia empezó en Utah (EEUU), cuando un agente de la Policía paró, a eso de la 1 de la madrugada, al primero de ellos porque no se creyó que la persona que conducía fuera el dueño del Tesla. ¿Por qué? te preguntarás.

VÍDEO: Tesla Roadster, así acelera el coche más rápido del mundo

Bien, el coche eléctrico se paró detrás del vehículo patrulla. El agente se encontró con que el conductor tenía una bolsa llena de llaves; ante la primera cuestión del policía, contestó que iba de camino a devolver el coche. ¿Se sentía culpable por el hecho de haber robado un coche? Posiblemente, pero no quiso hablar con el policía; pidió la presencia de un abogado. Lo único que dijo es que "un tipo al que apenas conocía le regaló un Tesla, así como las llaves de otras tres unidades de la marca".

La Policía estaba investigando el robo de varios Tesla, y el siguiente ladrón tardó poco tiempo en ser pillado. De nombre Weist, los agentes le vieron rondar el concesionario. Empezaron a seguirle, el Tesla que conducía se quedó sin batería, y los agentes pudieron capturarle rápido.

Una vez lo detuvieron, los agentes encontraron multitud de objetos robados del concesionario en su poder, y sus huellas dactilares corroboraron que era uno de los ladrones. Los otros dos coches de la marca fueron encontrados a la mañana siguiente; los dos ladrones dijeron que "Un hombre llamado 'Tesla' se los había dado". Imaginamos que los agentes tuvieron que contener la risa... Eso sí, lo que la Policía aún no tiene clara es la conexión entre los cuatro.

Fuente: KSL.com
 

Lecturas recomendadas