Skip to main content

Noticia

¿Cuál es mejor, BMW i8 Roadster o Tesla Roadster?

BMW i8 Roadster
El BMW i8 Roadster es la nueva joya de la marca alemana, un vehículo que pocos rivales tiene más allá de la variante Coupé del mismo. Eso sí, esto podría cambiar de aquí a dos años con la llegada del Tesla Roadster. Sí, éste es eléctrico, pero su concepción le puede enfrentar al teutón. Interesante confrontación...

Puede que ninguno de nosotros llegue a tener nunca en su garaje un BMW i8 Roadster o un Tesla Roadster. Incluso que muchos de los que estáis leyendo esto ni siquiera los lleguéis a ver en vivo y en directo. Sin embargo, en todos nosotros se despierta un interés de lo más especial cuando hablamos de cualquiera de ellos. Sí, uno es híbrido y el otro eléctrico, pero son los dos mejores ejemplos que existen de lo que serán los súper deportivos del futuro. ¿Con cuál nos quedaríamos? Ardua tarea la de elegir...

No te pierdas: Las 5 novedades más importantes del BMW i8 Roadster

Lo que aporta el BMW i8 Roadster

El BMW i8 Roadster no es tan novedoso como el Tesla Roadster, en el sentido de que ya conocemos lo que aporta esta tecnología desde que saliese al mercado la variante Coupé. Eso sí, lo hace con un envoltorio todavía más atractivo que ésta, gracias a la presencia de un techo rígido de accionamiento eléctrico que nos permitirá en apenas 15 segundos disfrutar de todo el poderío del coche con el cielo a golpe de vista.

La presencia de esta capota, no obstante, ha obligado a los diseñadores de BMW a eliminar las plazas traseras, una pérdida que de todas formas tampoco supone un drama teniendo en cuenta el tamaño de éstas. De esta manera se han logrado mantener los 130 litros de capacidad del maletero que presenta el Coupé, que no son muchos pero nos hacen un apaño en un momento dado.

A nivel dinámico, el BMW i8 Roadster no debería diferenciarse mucho de la variante con techo, pues solamente se añaden 60 kilogramos al conjunto, que además promete un equilibrio óptimo con el trabajo realizado en términos de rigidez. Y todo ello sin olvidarnos de que el motor de este espectacular vehículo actualiza sus baterías hasta los 11,6 kWh, lo que deriva en un aumento de potencia de la parte eléctrica de 12 CV, situándose en 143. Por su parte, el propulsor térmico se mantiene en 231 CV, resultando una potencia total de 374 CV y un par máximo de 600 Nm.

En lo que a prestaciones se refiere, las cifras que arroja el BMW i8 Roadster son, como no podía ser de otra forma, impresionantes. Acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos, mientras que la velocidad punta, limitada electrónicamente, se queda en unos nada despreciables 250 km/h.

Lo que aporta el Tesla Roadster

No llegará a la producción hasta el año 2020, pero el nuevo Tesla Roadster ya es una referencia en lo que a deportivos eléctricos se refiere. De momento solo tenemos acceso a las promesas del señor Elon Musk -las cuales suelen cumplirse, por cierto-, y éstas hablan de un súper deportivo capaz de emocionar con su aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 1,9 segundos, algo que se hace posible gracias a un par máximo de 10.000 Nm, transmitido a las cuatro ruedas -habrá que ver qué gomas son capaces de soportar esto-. La velocidad punta prometida no le anda a la zaga, y es que estaríamos hablando de 400 km/h.

Una de las grandes preocupaciones que tenemos todos cuando hablamos de coches eléctricos es la autonomía de los mismos. Pues bien, parece que el Tesla Roadster tampoco es que vaya a sufrir en este sentido, pues se anuncia una capacidad de recorrer hasta 1.000 kilómetros entre recargas en condiciones ideales.

¿Con cuál de los dos me debería quedar?

Elegir entre el BMW i8 Roadster y el Tesla Roadster es como decantarse por papá o mamá. Ambos son muy buenos en lo suyo, y con ninguno te vas a equivocar. Pero como estaréis esperando que nos mojemos, pues lo vamos a hacer. Y en este caso nos vamos a decantar por el modelo alemán. A día de hoy, las mecánicas híbridas enchufables suponen para un servidor la mejor apuesta en lo que a movilidad sostenible se refiere, incluso aunque estemos hablando de un vehículo que supera con creces los 350 CV. Para eso presenta una autonomía en modo 100% eléctrico de 53 kilómetros, a lo que debemos unir el punto emocional de poder disfrutar del siempre agradable sonido de un motor de combustión con 'mala uva'. Eso nunca lo podrá tener el Tesla, que además dependerá de poder localizar puntos de recarga de cuando en cuando, algo no estrictamente necesario en el caso del i8.

¿Y el precio? Aquí no parece que vaya a haber mucha disputa entre ambos modelos, pues el Tesla Roadster superará por poco los 170.000 euros, mientras que el BMW i8 Roadster comienza en 160.200. No es diferencia para quien pueda gastarse semejante cifra en un vehículo. De hecho, lo normal es que el comprador sea capaz de afrontar ambas operaciones. Así no hay peleas en casa...

Y además