Skip to main content

Noticia

¿Conviene realmente el carsharing respecto al coche propio?

carsharing
Cada vez más gente se plantea si merece la pena apostar por el coche compartido -carsharing- o continuar teniendo un coche en propiedad como se ha hecho toda la vida. Vamos a repasar los pros y contras de esta nueva forma de movilidad.

VÍDEO: ¿Qué es el carsharing?

El carsharing, o coche compartido, es una solución de movilidad cada vez más instaurada entre los conductores. Pero, ¿merece realmente la pena respecto a un coche propio? Obviamente depende del caso, pero el que nos cuenta nuestro compañero Gabriel Jiménez en Business Insider es tan común que seguro que muchos de vosotros os indentificáis con él. No es de los que coge mucho el coche y su mujer tiene otro que en un momento dado le puede sacar de un apuro. Con su coche se enfrentaba a un gasto de casi 1.400 euros entre el seguro, el Impuesto de Circulación, la ITV y la revisión anual. A todo esto hay que añadir combustible, neumáticos y batería. Sus recorridos, además, rara vez superan los 20 kilómetros, mayoritariamente en Madrid.

No te pierdas: Todos los lanzamientos de 2019

Una vez vendido el vehículo, Gabriel se dio de alta en varias compañías de carsharing, descartando dos de ellas. Car2Go porque aunque ha ampliado su zona de operaciones no llega a la zona donde resido, y eMov porque exige un pago de 9 euros por el alta. De esta forma nos queda Zity, que pone a disposición de los clientes el Renault Zoe, y Wible, que hace lo propio con el Kia Niro híbrido. En ambos casos con darte de alta en la aplicación e introducir tus datos de pago es suficiente para que ésta te marque dónde están los coches disponibles en un radio de distancia cercano. Una vez reservado, cuentas con 20 minutos de gracia para coger el coche. Hay que revisar si el vehículo tiene algún golpe o arañazo extra a los que ya aparecen en la app para notificarlo y ya estás listo para circular.

No te pierdas: Probamos el Kia Niro

Según cuenta nuestro compañero la experiencia con el carsharing es de lo más grata. Además ambas empresas permiten desplazamientos más largos que los propios de la ciudad. Incluso Zity ofrece una función de pausa llamada Tarifa Stand By que cobra el minuto más barato -9 céntimos en lugar de 26- cuando no conduces sin liberar el coche. También en Madrid tiene la ventaja de que aparcas en zona SER y no pagas.

VÍDEO: El carsharing para personas en silla de ruedas

Todo muy bonito pero, ¿tiene inconvenientes el coche compartido? Según Gabriel, sí. No siempre hay unidades disponibles, y ante una emergencia puedes quedarte con una mano delante y otra detrás. También existen algunos vehículos cuyo estado no es precisamente el que debería, mientras que para irte de vacaciones o escaparte un fin de semana esta solución de movilidad no te vale.

¿Es realmente el carsharing el futuro?

La conclusión que saca nuestro compañero como usuario es que sí, el carsharing es un avance, pero no la panacea. Se trata de una gran solución para ciudades grandes como Madrid donde cada vez es más complicado utilizar el coche propio. Sin embargo, en el momento que te sales del ámbito urbano el coche propio sigue siendo la solución que todos querríamos. En su caso hay otro coche en casa como decíamos, con lo que el vehículo compartido tiene todo el sentido del mundo al poder disfrutar de sus ventajas y también de las del vehículo propio. En definitiva, un avance que supone un complemento perfecto ante la clásica idea de poseer un coche.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además