Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: Renault 5 u Opel Corsa A

Opel Corsa GSi A
En esta comparativa de clásicos enfrentamos al Renault 5 contra el Opel Corsa A. Estos dos utilitarios marcaron un antes y un después en el mercado.

El Renault 5 marcó un antes y un después tras su llegada al mercado en 1972. El utilitario francés, que volverá en 2023 en un formato completamente eléctrico, supuso la revolución para el mercado español, un mercado en el que las opciones eran muy limitadas y que cualquier alternativa a los reinantes modelos de Seat era difícil que pudiera triunfar. Sin embargo, el R5 lo logró y con él se abrieron paso otros modelos en los años siguientes. Hoy enfrentamos en una comparativa de clásicos al Renault 5 y al Opel Corsa A.

La increíble historia (que continúa) del Renault 5

Para hacer más equilibrada la comparativa, analizaremos al Renault Supercinco y al Opel Corsa de primera generación, dos modelos que compitieron en el mercado a la misma vez y que fueron rivales naturales. El Supercinco, como bien sabrás, llegó en 1984 como reemplazo natural del Renault 5 original, un modelo que ya había cumplido doce años y que había cubierto de sobra cualquier expectativa al superar los 5,5 millones de ejemplares fabricados a lo largo de su vida comercial.

Compa oldie: Renault 5 u Opel Corsa A

El Super 5 compartía chasis con los Renault 9 y 11, y estaba disponible con motores de gasolina de 956 cc y 42 CV, 1.1 litro de 49 CV, 1.4 litros de 63 y 68 CV, y 1.4 litros turbo de 115 y 120 CV para las versiones GT Turbo. Por encima, un motor de 1.7 litros con 82 CV era la variante de mayor capacidad. También se comercializó en versión diésel de 1.6 litros con 55 y 57 CV de potencia.

Renault Supercinco GT Turbo

Se produjo en hasta nueve plantas diferentes, incluyendo la fábrica de Palencia, de las que salieron infinidad de versiones diferentes, incluyendo los modelos TL, GTL, TS, GT Turbo, GTX, Baccara y Saga, entre otros. Al mismo tiempo, se comercializaron más de una treintena de ediciones limitadas destinadas a diferentes mercados, destacando los Supercinco Triana, FM y Oasis específicos para el mercado español.

Su producción concluyó en 1996 tras haber participado en el campeonato de Rallyes e incluso haber lanzado una versión descapotable carrozada por EBS. En total, se fabricaron más de 3,4 millones de unidades en los doce años de comercialización del modelo.

Su rival no le pondría las cosas fáciles

En cuanto a su rival en esta comparativa de clásicos, el Opel Corsa A, éste se lanza en 1982 y se inicia la producción en la planta de Opel en Zaragoza. Este pequeño vehículo de solo 3,62 metros presentaba formas cuadradas y angulosas en una carrocería de tres puertas con dos y tres volúmenes. En 1985 se introduce la versión de cinco puertas, mucho más popular, y, un año antes, la empresa Emelba creó una versión descapotable que se podía adquirir directamente en los concesionarios de la marca.

Opel Corsa GSi A

A nivel mecánico, el Corsa estuvo disponible con motores de gasolina de 1.0, 1.2, 1.3 y 1.4 litros, mientras que el diésel de 1.7 litros y origen Isuzu con 50 CV (67 CV con turbocompresor) no aparecería hasta 1987. Pero, entre la multitud siempre destacaría la versión GSI de 1988 gracias a su motor de 1.6 litros y 100 CV de potencia. 

La aceptación del pequeño de la casa de rayo fue tal que Opel se vio obligado a ampliar la producción del Corsa con una segunda línea de montaje en Eisenach en 1993. En total, se produjeron más de 3,1 millones de unidades en los algo más de 10 años que estuvo en activo antes de dar paso a la segunda generación.

Y además