Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: Fiat Punto o Seat Ibiza del año 2000

Fiat Punto o Seat Ibiza año 2000
Dos buenas alternativas del segmento B.

El Seat Ibiza siempre ha sido una de las referencia en el segmento y el rival a batir en el mercado de los urbanos. En el año 2000 vendía su segunda generación, una edición que luchaba de tú a tú con el Fiat Punto, otro de sus grandes enemigos en el segmento. Dos décadas después nos preguntamos, ¿cuál era mejor? ¿Fiat Punto o Seat Ibiza del año 2000?

No te pierdas: 'Prueba: Seat Ibiza TGI. ¿Puede ser divertido un coche de gas?'

Fiat Punto

Fiat Punto o Seat Ibiza año 2000

El Seat Ibiza del año 2000 competía con la segunda generación del Fiat Punto, una renovación que era presentada en 1999. Con este modelo la marca ponía toda la carne en el asador, siendo el primer urbano en montar motor turbodiésel con inyección directa common rail y el único con cambio automático Dualogic. Igualmente, era de los primeros modelos del segmento B en recibir cuatro estrellas en las pruebas de EuroNCAP.

Con todo ello el modelo disfrutaba de grandes argumentos para luchar contra el Seat Ibiza, uno de los rivales a batir. Sumaba a lo anterior una lista mecánica amplia, con motores gasolina desde 60 caballos de potencia hasta 130 CV. En el plano diésel nos ofrecía motores desde 70 caballos de potencia hasta 100 CV.

Seat Ibiza

Fiat Punto o Seat Ibiza año 2000

A diferencia del Fiat Punto, el Seat Ibiza del año 2000 estaba en el final de su ciclo comercial. Esta generación, la segunda, estuvo disponible hasta 2002, cerrando una edición que vendería más de un millón y medio de unidades. Si bien, a lo largo de su vida disfrutó de hasta dos restyling que pusieron al día la carrocería y diferentes apartados del modelo, el último de ellos es el protagonista de estas líneas.. Fue diseñado por Giorgetto Giugiaro.

En el apartado mecánico también disfrutó de numerosas mecánicas, tal y como ocurría en el Fiat Punto. Los diésel se iniciaban en unos 70 CV y llegaban a desarrollar 110 caballos de potencia. En gasolina encontrábamos motores desde unos 50 caballos de potencia al inicio de su producción, llegando hasta los 150 CV del primer Cupra de la historia, el Seat Ibiza Cupra de 1996 que se inspiraba en el modelo de rally. En 2001 llegó el SEAT Ibiza Cupra R, una serie limitada de 200 unidades con 180 CV.

¿Cuál era mejor?

El Seat Ibiza del año 2000 necesitaba una renovación, una jubilación que llegaría dos años después con el Seat Ibiza III. El Fiat Punto de segunda generación fue una apuesta importante de la compañía, aunque  no demostró tanta fiabilidad ni recibió motores tan potentes como el Ibiza y su versión Cupra.

Y además