Skip to main content

Noticia

De coche a horno para pizzas

Coche horno para pizza

Antes era un Ford Mondeo.

El mundo de las preparaciones es vasto, enorme, tan grande como mentes dispuestas a llevar a la realidad sus ideas haya. A pesar de ello, nos centramos por norma general en gente y/o talleres que se dedican a coger coches y transformarlos en coches que sean más rápidos, potentes, grandes, pequeños, etc. pero que sigan siendo coches. El artista Benedetto Bufalino cambia ese concepto y ve en los vehículos otras utilidades… como un horno para pizzas.

VÍDEO: Nuevo vehículo repartidor de Domino's Pizza

El objeto de su experimento es, o solía ser, un Ford Mondeo con carrocería familiar, carrocería que es mejor que la de berlina estándar si lo que quieres es que actúe como horno de leña. El proceso, a la hora de la verdad, tampoco es demasiado complicado. Lo primero que hizo fue eliminar las ventanillas laterales, así como el pilar B, para crear una enorme abertura. Lo siguiente fue sacar todos los componentes internos habituales en un coche de la ecuación: adiós a los asientos, el salpicadero, el volante, etc.

Ford ya tiene repartidores de pizza autónomos en Miami

Con el hueco ya hecho creó una construcción en el interior con ladrillos y bloques de cementos para formar una estructura resistente que pudiera aguantar las altas temperaturas. Con todo montado lo único que hace falta es meter leña en los laterales y el fondo, prenderla, hacer la pista al gusto, meterla con una paleta enorme y dejar que se cocine sola.

Es curioso, sí, pero no nos vemos en la necesidad de lanzar la pregunta: ¿esto es arte? Que los entendidos opinen, nosotros solo apuntaremos que desde el punto de vista del diseño lo realmente original hubiera sido que, además, de actuar como horno para pizzas, siguiera funcionando como coche para hacer las tareas de reparto.

El historial del Benedetto Bufalino con los coches es muy largo y entre sus trabajos previos está utilizarlos como farolas para los parques, alargar la base de uno para crear un banco gigante o utilizar el techo de la caja de carga de un camión como pista de tenis.

Fuente y foto: designboom.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas