Skip to main content

Noticia

Motor

Coche de cartón de la Guardia Civil, todas las verdades y alguna mentira

Coche de cartón de la Guardia Civil

La magia de internet es que hay información inmediata a alcance la mano, pero la parte mala es que cualquier historia con un mínimo de interés puede viralizarse y correr como la pólvora… aunque sea falsa. Es algo que en las últimas semanas hemos podido comprobar una vez más con el coche de cartón de la Guardia Civil.

Ha estado en boca de todos debido a un vídeo que se hizo viral en SocialDrive, pero, ¿qué hay de verdad y de mentira en toda esta polémica? Despejemos las dudas.

Los hechos

El pasado 14 de mayo la cuenta de Twitter de SocialDrive se publicaba un vídeo en el se veía un Alfa Romeo Stelvio de la Guardia Civil que, al dar la vuelta, resulta que solo era una silueta de cartón recortada.

En el propio clip también había una toma en primera persona vista desde la carretera, en la que se aprecia señalización que indica el paso de dos carriles a uno y en el que se ve como cualquier conductor, al acercarse a la zona “picaría” el cebo y creería que es un coche patrulla.

Hasta ahí lo normal, puesto que es una práctica bastante habitual que se usa en otros países del mundo y que sirve para amedrentar a los conductores y que estos rebajen la velocidad, sin tener que hacer un gasto notable: basta con poner la figura y que sean los conductores los que reduzcan el ritmo por miedo a una multa.

La duda surgió porque en España nunca se había utilizado este método.

Lo que ocurrió de verdad

Ante lo ocurrido, muchos medios empezaron a publicar la noticia señalando que podría tratarse de un nuevo sistema para que los conductores fueran más despacio en carretera… pero lo cierto es que la Guardia Civil no sabía nada de ello.

El cuerpo de seguridad afirmó que ese coche de cartón no era cosa suya y que no era una práctica que tuvieran previsto llevar a cabo, así como afirmó que investigarían de quién podría haber sido obra. 

En un primer momento apuntó a que podía haber sido idea independiente por parte de Conservación de Carreteras, pero se encargó al Grupo de Investigación y Análisis de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil la investigación del caso para salir de dudas.

Detenidas 42 personas por participar en carreras de coches ilegales en Gran Canaria

Solo tuvieron que pasar unos días para que saliera a la luz la verdad: se trataba de una prueba llevada a cabo por la Unión temporal de Empresas de Conservación de Albacete (UTE), que trabaja de manera habitual con la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla La Mancha y con la Diputación.

Según apuntan desde la Unión, cuando hay obras en la carretera y se produce, por ejemplo, un corte de carril, los conductores no moderan la velocidad, lo que da lugar a situaciones peligrosas que pueden acabar en graves lesiones o incluso la muerte para los operarios. 

Señalan que desde el vehículo no se aprecia, pero que quienes están trabajando sobre la vía son muy conscientes del peligro que presenta, así que están investigando maneras de conseguir que los usuarios de la carretera respeten la señalización.

El uso del coche de cartón de la Guardia Civil fue solo una prueba, que montaron durante 10 minutos en la vía para poder grabar el vídeo y enviarlo al concurso que convoca cada año la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (ACEX).

La idea puede parecer buena, además de que es sencilla y barata (cartón pluma, estructura de metal, contrapeso y batería para las luces y que sea más realista), pero ponerla a prueba sin antes avisar a la Guardia Civil puede significar que hayan incurrido en un delito. 

De hecho, la benemérita está estudiándolo, puesto que se podrían haber violado algunos puntos de la Ley de Tráfico, así como el hecho de que se habrían replicado y utilizado los logos, colores y distintivos de la Guardia Civil sin permiso.

Etiquetas:

Guardia Civil

Y además