Skip to main content

Noticia

Cinco virtudes y un defecto del BMW Serie 2 2020

BMW Serie 2 2020

Deportividad en formato compacto.

El BMW Serie 2, como modelo base, lleva bastante en le mercado, tanto que estamos prácticamente a las puertas de una nueva generación, que seguirá los pasos del recientemente renovado BMW Serie 1. Sin embargo, quizá a modo de canto de cisne de la actual, para el año que viene la marca alemana ha presentado la variante Gran Coupé, que trae consigo bastantes novedades. Te contamos cuáles son cinco virtudes y un defecto del BMW Serie 2 2020.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Virtudes

Diseño

Para gustos, los colores, pero si es cierto que los modelos Gran Coupé de BMW no es que hayan destacado por su imagen, rompiendo el añadido trasero con la armonía de las proporciones de las versiones base de los coches. En esta ocasión es todo lo contrario, y es que la suma de las dos puertas traseras y la forma de la caída del techo le sientan particularmente bien, dándole incluso un aspecto más musculoso.

VÍDEO: BMW Serie 2 Gran Coupé 2020, todos los detalles y especificaciones

Más espacio y practicidad

Contar con cuatro puertas hace que el acceso sea más fácil, mientras que la forma del techo otorga algo más de espacio para la cabeza de los pasajeros que ocupan las plazas traseras. Además, también ofrece un maletero más capaz que el del Coupé, puesto que alcanza los 430 litros, por los 390 de este.

Opciones mecánicas variadas

La gama de lanzamiento del BMW Serie 2 Gran Coupé 2020 no es la más amplia del mercado, pero sí que cuenta con alternativas que se pueden ajustar a los gustos de varios tipos de clientes. De acceso es el 218i, con un bloque gasolina tricilíndrico de 140 CV, quien busque un diésel se puede decantar por el 220d, con su tetracilíndrico de 190 CV; y la nota deportiva le corresponde al M235i xDrive, con 306 CV y tracción a las cuatro ruedas.

Prueba del BMW M2 Competition, ¿mejora lo inmejorable?

Black Shadow Edition

Se trata de una serie especial de lanzamiento que se puede aplicar a las tres motorizaciones disponibles (por 2.000 euros a la baja y la intermedia, por 1.500 a la superior) pero que solo se puede adquirir por internet. Es la versión más vistosa del modelo gracias al color Saphirschwarz de la carrocería, las llantas M Performance de 19 pulgadas, el Shadow Line BMW Individual, el acabado M Sport y el Paquete M Performance (solo para el M235i xDrive), que incluye un sistema de escape específico y una reducción de peso.

Precio

Con una tarifa de partida de 30.900 euros no es que se le pueda calificar como un coche barato, pero si que arranca por debajo del que podría considerar su rival más directo, el Mercedes CLA, cuya versión de acceso parte de los 31.590 euros. La diferencia no es que sea excesivamente grande, pero si que suma un pequeño punto para el BMW.

Defecto

Tracción delantera

Aunque lleve Serie 2 por nombre, lo cierto es que su apartado mecánico está derivado directamente del Serie 1 actual, lo que implica un cambio que hace tirarse de los pelos a los más puristas: dice adiós a la tracción trasera para pasarse a la delantera. El consuelo que queda es que en la variante más potente se combina con la tracción integral xDrive.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Más:

Berlinas

Y además