Skip to main content

Noticia

Cinco tendencias que deberían desaparecer de los coches

Cinco tendencias que deberían desaparecer de los coches

Os presentamos cinco tendencias que deberían desaparecer de los coches. Se trata de cinco realidades que en algunos casos nos preocupan y que de desaparecer podían mejorar el mercado del automóvil.

Las modas mandan y si al cliente le gusta una cosa, hay que explotarla hasta que se pueda. Ese es el pensamiento de la industria del automóvil, que aunque tiene una gran influencia sobre los gustos de los compradores, se adapta a la demanda y los nuevos gustos del cliente. Hace unos años ni nos imaginaríamos que todas las marcas tuvieran en su cartera un SUV, y que incluso compañías de lujo como Bentley se atrevieran a lanzar un modelo de estas características. Aun así, hay costumbres que no nos gustan demasiado en el mercado, por ello os traemos cinco tendencias que deberían desaparecer de los coches.

Uno de los habituales debates en los que seguro que os habeís encontrado más de una vez es de las transmisiones. Manual o automático, he ahí la cuestión. Hace unos años que los fabricantes de deportivos como Ferrari o Lamborghini no contemplan una versión manual para sus preciadas joyas, optando por las cajas automáticas como única opción. Esta es una de las tendencias que deberían desaparecer, pudiendo encontrar esas mismas sensaciones que regala una caja manual y que hacen tan pasionales a los deportivos de antaño.

Otra de estas tendencias que deberían desaparecer llega precisamente con los SUV. Lo habíamos adelantado en las primeras líneas, y es que esta moda parece no desfallecer. Los fabricantes están tan ocupados en crear variantes de este tipo que están dejando a un lado modelos que necesitan una revisión. El caso de Lamborghini es claro, pues llevan varios años trabajando con su próximo SUV cuando deberían de actualizar el Aventador.

Una de las tendencias que aún no azota tan fuerte con los SUV pero que está por llegar es la que tiene que ver con la conducción autónoma. Esta

tecnología está siendo estudiada por la mayoría de las compañías y muchas ya cuentan con sistemas capaces de conducir por nosotros. Estos sistemas irremediablemente mataran ese espíritu que los entusiastas de la conducción tenemos, pasión de conducir por el mero hecho de hacerlo.

No te pierdas: '¿Cuál es el mejor tipo de cambio automático?'

Aunque no queremos echarle la culpa a nadie, es cierto que las anteriores tendencias tienen gran influencia de China, uno de los mercados más importantes de la industria del automóvil global. Los fabricantes lo saben y trabajan para construir modelos que disfruten de un gran recibimiento en esta región. Una postura que va en detrimento de otras localizaciones con gustos diferentes.

La última tendencia es clave para que la industria mejore en lo que a ventas se refiere. Es que el precio de los coches es cada vez más alto, cerrando la puerta a jóvenes que recién obtienen el carnet y buscan su primer coche. Sobre todo hablamos de esos modelos pasionales llegados de compañías como Toyota con su GT86 o Mazda con su MX-5 que antiguamente solían recibir gran aceptación por ser asequibles y permitir a todos acceder a sus cualidades. Hoy día ninguna baja de los 25.000 y 30.000 euros, haciendo complicado que alguien pueda permitírselo.

Lecturas recomendadas