Skip to main content

Noticia

Cinco razones por las que los SUV acaban con todos

Cinco razones por las que los SUV acaban con todos

Aquí tienes cinco razones por las que los SUV acaban con todos. Y es que el todocamino ha calado hondo en el mercado del automóvil, suponiendo más de una cuarta parte de las ventas. Analizamos algunos de los motivos que nos han llevado a esta situación.

No te pierdas: 'Los cinco mejores SUV de 2017'

La fiebre del SUV ya no es más que una moda pasajera. El todocamino ha calado hondo en el mercado del automóvil, suponiendo más de una cuarta parte de las ventas. Todas las compañías tienen algún modelo de estas características entre sus filas, siendo una apuesta segura para cualquier inversión. Aquí te traemos cinco razones por las que los SUV acaban con todos. Y es que parece que nadie puede aparar el avance de este tipo de modelos.

Son más espaciosos

Salvo el caso de los SUV coupé, que por su diseño restan espacio en las plazas traseras, un SUV es más espacioso que un turismo de su mismo segmento. De esta manera, un Mercedes GLA, SUV-C, ofrece más espacio que un Mercedes Clase A, modelo que lucha en el segmento C de los compactos. Igualmente, un Mercedes GLC tendrá inevitablemente un habitáculo más desahogado que el Mercedes Clase C. Una de las razones por la que las ventas de monovolúmenes y berlinas de cuatro puertas han descendido...

Aparentan ser más seguros

Puedes explicarlo y volverlo a explicar, pero la mayoría de los compradores harán caso omiso. A primera vista, un SUV parece más seguro que una berlina o un compacto. Y es que por su tamaño, más musculado, parecen ser muros impenetrables. Y no es así, no tiene porqué. Un turismo puede ser igual de seguro que un todocamino, incluso más. Todo depende de las medidas de seguridad adoptadas por cada uno y su construcción.

VÍDEO: Los SUV más rápidos del planeta

 

Más atractivos a la vista

Otro de los motivos por lo que los SUV acaban con todos tiene que ver con el atractivo visual. El todocamino, con su carrocería más grande y musculada, suele ser más atractivo a la vista. Aquí entra en juego la conocida frase de “burro grande ande o no ande”, pues un SUV da aspecto de un coche poderoso, que se ve más armado entre el resto. Ruedas más grandes, cuerpo más ancho, y, por qué no decirlo, más facilidad para aparentar.

Los hay de todos los tamaños y formas

Es imposible no encontrar tu SUV para 2017. De todos los tamaños, de todas las formas, para todos los gustos. En el mercado se venden SUV de todo tipo. Si te gusta la deportividad y tienes una buena ración de SUV deportivos en el mercado. Si buscas un coche para toda la familia los SUV de siete plazas te están esperando. Si quieres un coche que consiga satisfacer todos tus deseos los SUV premium son tu excusa perfecta. Y así, con todo.

 

Tienen un “toque” aventurero

Con esa apariencia de crossover, los SUV tienen un “toque” aventurero que siempre llama la atención. Aunque la mayoría de los compradores no pisarán la tierra con sus preciosos SUV, hay una minoría que utiliza esa mayor distancia al suelo para darse paseos por el campo. Este lado práctico, que le lleva a poder conquistar otros terrenos fuera del asfalto, es otro atractivo que llamará la atención del comprador.