Skip to main content

Noticia

Chrysler ME Four-Twelve, el supercoche americano que nunca se vendió

Chrysler ME Four-Twelve
No pasó de prototipo.

La historia de la automoción nos ha dado modelos para recordar, pero también está llena de ejemplos de lo que pudo ser y finalmente no se hizo realidad. El Chrysler ME Four-Twelve es uno de los ejemplos más doloroso, por lo prometedor que era, un superdeportivo que no llegó a fabricarse nunca.

VÍDEO: De la F1 a la calle, Mercedes AMG Project ONE

Por ponernos en antecedentes, en 1998 se llevó a cabo una fusión de enorme impacto para el sector: Chrysler y Daimler-Benz se unieron para dar lugar a DaimlerChrysler AG, que en su día se conformó como la tercera mayor empresa automovilística del planeta. Sin embargo, problemas en la administración hicieron que en 2007 Crysler fuera vendida (malvendida, de hecho) a un fondo de capital riesgo, Cerberus.

Por qué falló la fusión Chrysler-Mercedes

Ese fue el contexto en general, pero lo que interesa es que algunos modelos proyectados durante la época fusionada, no terminaron de llegar a buen puerto, como fue el caso del Chrysler ME Four-Twelve.

Quizá si hubiera sido un compacto o una berlina estándar, no estaríamos hablando de ello, pero es que se trataba de un superdeportivo con todas las de la ley. Tenía un motor central 6.0 V12 de origen AMG, con cuatro turbos y capaz de desarrollar 850 CV de potencia y 1.150 Nm de par máximo. Una caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades se encargaba de trasladar la potencia al eje trasero.

Missing media item.

Con dicha configuración, era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y de alcanzar una velocidad punta de 399 km/h, guarismos que le servían para colocarse por delante de coetáneos como el Ferrari Enzo y casi a la par del por entonces inigualable Bugatti Veyron.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además