Skip to main content

Noticia

China quiere prohibir los coches de gasolina y diesel

Contaminación
Todavía no hay fecha para que entre en vigor, pero el país quiere que en 2025 al menos el 20% de sus vehículos sean eléctricos e híbridos enchufables.

La lucha contra los modelos de combustión tradicional, véase gasolina y diesel, se sigue endureciendo: ahora es China, el mayor mercado de automóviles del mundo, quien ha anunciado que quiere prohibir tanto su producción como su venta. Viniendo de un país que el año pasado fabricó 28 millones de coches el año pasado, prácticamente un tercio del total mundial, es un movimiento a tener en cuenta.

VÍDEO: El test de emisiones WLTP explicado en un minuto

Xin Guobin, Viceministro de Industria del país asiático, explicó a la agencia de noticias Xinhua que “esta medida traerá consigo importantes en el desarrollo de nuestra industria automotriz”. También confirmó que ya se está investigando como llevar a cabo la prohibición, pero que por el momento no se ha decidido el momento concreto en el que se implantará. A modo de guía China quiere que para el año 2025 al menos una quinta parte de las ventas de automóviles la supongan vehículos eléctricos e híbridos enchufables. Según la BBC, para alcanzar este objetivo, el 8% de las ventas de las marcas tendría que ser de este tipo en 2018 y aumentar hasta el 12% para 2020.

Fin del diésel, ¿cada vez más cerca?

Ciertamente no es el primer país que anuncia unas medidas de este tipo pero, aunque Francia y Reino Unido declaran su intención de prohibir gasolinas y diesel en 2040, este el caso de mayor magnitud. Ya no solo por su volumen de producción de coches, si no porque se trata de la segunda nación del mundo en cuanto a consumo de combustible, solo por detrás de Estados Unidos.

Fuente: BBC.

Y además