Skip to main content

Noticia

China prohibirá el coche de gasolina y diésel, ¿qué pasará con todas las inversiones?

Geely nos presenta su nuevo monovolumen en Shanghái, el MPV

Con unos 28 millones de coches fabricados el pasado año el país se enfrenta a un cambio importante en el mercado.

No te pierdas: '¿Cómo de bueno son los coches chinos?'

China no solo vive de copias, pensar en ello sería absurdo. Hablamos del país más poblado del mundo donde la tecnología es clave en los últimos años para su continuo desarrollo. Algunas de las marcas más importantes de su mercado automovilístico vienen apostando por sus productos, invirtiendo grandes cantidades de dinero en el desarrollo de una completa gama que puedan competir con cualquier marca. Esta situación auguraba una etapa interesante en cuanto a desarrollo de vehículos chinos, un desarrollo que tendría que transformarse radicalmente si finalmente llega la prohibición de los coches diésel y gasolina.

Nadie duda de que en una o dos décadas el coche eléctrico terminará ganándole la partida al vehículo alimentado por motores de combustión interna. Y es que seguir desarrollando fuentes alternativas de energía es clave para asegurar nuestro futuro, siendo una idea en la que no caben discusiones. Algunos países están dando los primeros pasos para conseguir adelantar la llegada de esta nueva etapa para la movilidad mundial, estudiando normativas que prohíban el uso del coche de gasolina y diésel. Países como Francia o Reino Unido han dado fecha para el fin de este tipo de configuración, señalando 2040 como fecha límite para la circulación legal de los mismos.  

Pero ni Francia ni Reino Unido son China. El país asiático cuenta con el mercado automovilístico más importante del planeta. El pasado año, casi un tercio de los coches producidos salieron de plantas ubicadas en territorio chino, con unos 28 millones de coches fabricados. Y esta cantidad no hará mas que aumentar, pues marcas como Chery o Geely continúan haciendo importantes inversiones para completar una poderosa gama que sea capaz de enfrentarse a compañías europeas.

De la misma manera, no podemos olvidar el consumo de combustible y el negocio de las petroleras. Cabe destacar que al igual que es China el país con más coches fabricados, también es esta región la que más combustible consume. No hablamos de que en unos años el eléctrico tenga más presencia en el mercado, pues ya sabíamos que China quería que en 2025 una quinta parte de sus vehículos fueran eléctrico o híbridos. Hablamos de que los coches animados por gasolina o diésel no podrán circular en territorio chino.

VÍDEO: 7 coches diésel que podrás usar en 2020

¿Qué ocurrirá con todas las inversiones? El pasado año China se desmarcaba como líder absoluto del automóvil con nuevas inversiones. Entonces se anunciaba un aumento del 20% de la producción para el 2020 llegando a los 30 millones de vehículos. La situación actual invitaba a pensar que esta estimación se superaría, con un ritmo imparable en las fábricas.

No tenemos todavía una fecha sobre la mesa para esta prohibición, pero tras este anuncio con bastante probabilidad este ritmo se verá alterado. Las marcas deberán orientar su ofensiva al mundo eléctrico, como estamos viendo en firmar s como Mercedes o Volkswagen.

Y además