Skip to main content

Noticia

Motor

Casi a dos euros por litro y Repsol advierte de que lo peor para el diésel está por llegar

El diésel vuelve a rozar los 2 euros por litro

A casi dos euros por litro en las gasolineras y Repsol advierte de que lo peor para el diésel está por llegar. Se espera que siga subiendo en las próximas semanas.

Un cúmulo de sucesos ha disparado el coste del diésel (al igual que el resto de carburantes) en el último año. Sin embargo, la situación parece lejos de revertirse y ya hay indicadores de que los precios seguirán aumentando en las próximas semanas, cuando el frío del invierno obligue a conectar las calderas de gasoil de edificios y comunidades.

Actualmente, el gasóleo está a casi dos euros por litro (1,962 €/litro) en las gasolineras, mientras que la gasolina, que históricamente siempre ha sido más cara que el diésel, se sitúa en los 1,798 €/litro (a lo que hay que descontar los 20 céntimos de bonificación del Gobierno). Esto significa que el gasóleo es más de un 10% más caro que la gasolina, algo que lleva sucediendo desde hace semanas.

Por primera vez, la Unión Europea se plantea retrasar el fin de los coches diésel y de gasolina

El precio del combustible es una de las mayores preocupaciones de los consumidores españoles. A la invasión de Ucrania, las huelgas en Francia y la OPEP aprovechando la oportunidad para rebajar la producción de combustible para mantener los precios altos, hay que sumar el veto al diésel ruso cuando el frío invierno empieza a llegar a Europa.

Casi a dos euros por litro y Repsol advierte de que lo peor para el diésel está por llegar

Estos son los principales motivos por los que el gasóleo se mantiene en cifras cercanas a los dos euros por litro. Repsol ha lanzado una advertencia de que lo peor para el diésel está por llegar, ya que las previsiones para las próximas semanas son de que los precios aumenten, lo que provocará que los conductores de coches diésel tengan que pagar más en cada repostaje.

Unas declaraciones de Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol, hace unos días en unas charlas ponen el foco de atención en lo que va a suceder con el diésel en las próximas semanas por culpa, entre otros motivos, de la guerra en Ucrania.

“En caso de continuar, lamentablemente, en términos sociales, económicos y políticos, con las tensiones geopolíticas actuales en Europa, me parece que estas grietas diésel muy abiertas se van a quedar”, advierte el ejecutivo de Repsol.

La situación podría agravarse en unas semanas debido también a los altos precios del gas natural en Europa, que está favoreciendo que muchas compañías empiecen a utilizar diésel como sustitutivo del gas para aplicaciones térmicas o para producir energía.

“Me parece que hay espacio para ver precios más altos del diésel en los próximos meses debido a la falta de un acuerdo político en la invasión de Ucrania y el conflicto ruso, acuerdos que no se esperan en el corto plazo”, añadió Imaz.

Por su parte, las petroleras tampoco parecen dispuestas a reducir sus márgenes de beneficios. De hecho, Bloomberg señala que el beneficio de Repsol es de 26 dólares por barril, y Josu Jon Imaz señala que no espera que este margen baje de los 15 dólares/barril en los próximos meses.

Etiquetas:

Diésel

Y además