Logo Autobild.es

Camperiza su furgoneta con solo 1.700 euros y gracias a vídeos de Youtube

La furgoneta amueblada y lista para el viaje.

Una influencer demuestra que es posible camperizar una furgoneta con poco dinero y gracias a vídeos en YouTube y cuentas de Instagram. Entre ella y su pareja se han gastado unos 1.700 euros. 

Existe una moda desde hace tiempo, el caravaning. Sin embargo, acceder a una autocaravana no es fácil, ya que son bastante caras. Una opción algo más asequible son las camper o, incluso, camperizar una furgoneta. Sin embargo, el proceso no es sencillo y también requiere una inversión más o menos importante. ¿Entonces? Una influencer demuestra que se puede camperizar una furgoneta por sólo 1.700 euros.

Se llama Mónica y es propietaria de un negocio online de mascotas, Animal Studio, además de una cuenta de Instagram donde publica imágenes y vídeos donde ella, su pareja y sus dos perros viven experiencias por toda España de la mano de su nueva furgoneta camper.

En una entrevista a los compañeros de Business Insider España, Mónica explica que aprovechó un imprevisto durante la pandemia para crear su propia camper low cost y sólo tuvo que desembolsar 1.700 euros, una cifra muy inferior a lo normal.

Camperiza su furgoneta con solo 1.700 euros y gracias a vídeos de Youtube

Mónica con Pickle y Lolita en una casa sobre ruedas que solo ha costado unos 1.700 euros en camperizar.
Mónica con Pickle y Lolita en una casa sobre ruedas que solo ha costado unos 1.700 euros en camperizar.

Todo empezó hace unos años. Después de crear su tienda online, Mónica adoptó a sus dos mascotas, Pickle y Lolita, y a partir de entonces tanto ella como su pareja, Fernando, empezaron a tener muchos problemas para sus viajes, debido a los perros.

"Es muy difícil por no decir casi imposible estar siempre con tus mascotas cuando vas de viaje. Incluso los hoteles u hostales dog friendly ponen trabas como prohibir que los perros puedan estar contigo en zonas comunes como el comedor", explica.

camperizar una furgoneta

Fue entonces cuando empezaron a contemplar la idea de una camper, aunque sería hasta la pandemia cuando iniciaron el proyecto. Fernando llevaba tiempo inspeccionando furgonetas de segunda mano y explorando foros, canales de YouTube y diferentes cuentas de Instagram sobre caravaning y camperización. 

Como ese año no pudieron hacer su habitual viaje de vacaciones por el COVID-19, la pareja decidió invertir ese dinero en comprar una furgoneta y camperizarla. Con la ayuda de un amigo mecánico, empezaron a explorar el mercado, prestando mucha atención al estado de las furgonetas, asegurándose de que no tuvieran óxido.

Un día, de repente, el mismo amigo mecánico les llamó y les dijo que su furgoneta se le había quedado pequeña, que si la quería. De esta forma, consiguieron una Opel Vivaro de 2003 por apenas por 5.500 euros. Ya habían dado el primer paso, conseguir el vehículo. Pero quedaba mucho más.

Comienza la camperización de la furgoneta

Mónica aprovechando un momento del viaje para trabajar bajo la supervisión de sus 2 'managers'.
Mónica aprovechando un momento del viaje para trabajar bajo la supervisión de sus 2 'managers'.

Mónica y Fernando recibieron la furgoneta prácticamente vacía. Llegó el momento de la camperización propiamente dicha. Aislaron el vehículo, instalaron los oscurecedores, empezaron a buscar una cama… Y durante este proceso tuvieron como única guía los canales de YouTube y de Instagram.

La pareja se considera 100% autodidacta en este tema y, aunque admite que no hará quedado perfecta, es posible camperizar una furgoneta con poca ayuda externa, gracias a la cantidad de información que hay en internet. 

No obstante, Fernando reconocer que “es tedioso camperizar, pero no imposible o difícil. Sólo tienes que ponerle ganas. Ahora mismo por ejemplo estoy con la instalación de una segunda batería y con los paneles solares. Tengo suficiente información para hacerlo".

A la hora de amueblar la camper, la pareja también se las ingenió para conseguir el mejor precio posible: "Me iba al Ikea, apuntaba en una lista los muebles que me interesaban o que tenían las medidas perfectas y luego los buscaba en Wallapop para que me salieran a mitad de precio", explica Fernando, que se apropió de este proceso para darle una sorpresa final a Mónica.

En total, se han gastado entre 1.500-1.700 euros en camperizar la furgoneta. "La gente no se lo cree cuando lo explico", comenta Mónica. "Hay personas que hasta han contactado con nosotros para que hagamos una camperización low cost de sus furgonetas".

Una nueva vida, en compañía de sus mascotas

La camper permite a los dueños de Animal Studio llevar su negocio a todos los rincones.
La camper permite a los dueños de Animal Studio llevar su negocio a todos los rincones.

La vida le ha cambiado por completo a esta pareja a la hora de viajar. No sólo no tienen más problemas para ir con sus mascotas, sino que han descubierto un mundo completamente nuevo

"Es increíble. Todo lo que lees sobre la flexibilidad y libertad que ofrece este mundo es cierto. A veces nos ha pasado que hemos ido a un lugar y nos ha decepcionado. Como no hemos reservado hotel, restaurante ni nada, nos hemos ido sin problemas en busca de un plan B", explica Mónica.

Esta experiencia les ha permitido conocer una auténtica comunidad de caravaners: "Pides un martillo a la camper o autocaravana vecina y se abren todas las de alrededor para prestarte el suyo. Confían rápidamente en ti, te meten sin problemas en sus círculos, te dan consejos, recomendaciones…".

Además, el espíritu low cost que ha caracterizado todo el proceso se mantiene durante los primeros viajes que ha realizado la pareja por Asturias, País Vasco, Galicia o Andalucía.

Mónica y Fernando con su nueva camper.
Mónica y Fernando con su nueva camper.

"Si nos lo planificamos bien, y dejando de lado la gasolina, podemos gastar una media de 5 euros por día", explica Mónica. En un reciente viaje de diez días gastaron en total 500 euros (250 por persona), "y eso que cada día tomábamos algo fuera". 

El gran aliado que les ha ayudado a ahorrar es el camping gas: "No nos morimos de hambre, comemos muy bien y ahorramos para futuras ampliaciones de la furgoneta".

También su tienda online y su cuenta de Instagram se han visto beneficiadas por esta nueva vida. Ahora, Mónica genera mucho más contenido al viajar constantemente por España y publica storytelling como las mejores terrazas para tomar algo con tus animales. Ya cuenta con más de 20.000 seguidores y va a más. 

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Coches camperizados