Skip to main content

Noticia

Motor

Cada litro, dos kilos de CO2: 10 consejos de la DGT para una conducción eficiente

conducción eficiente
Son fáciles de llevar a cabo.

Que los coches contaminan mientras circulan es un hecho. Los hay más o menos limpios, pero acaban contaminando. Lo que quizá no sepa mucha gente es que cada litro de combustible gastado genera entre 2,35 y 2,6 kilos de CO2, así que intentar llevar a cabo una conducción lo más eficiente posible, cuenta. La DGT ha elaborado una lista con 10 consejos que son bastante fáciles de cumplir.

Salir sin acelerar

No hace falta apretar el acelerador cuando se hace el contacto con la llave, ya se encarga la electrónica del vehículo de ponerlo en marcha.

Usa la primera solo para salir

La primera marcha tiene mucha fuerza, pero poco recorrido, así que conviene emplear solo al salir desde parado, pasando rápidamente a segunda, ya que gasta menos y en la mayoría de los coches se puede encargar sin problemas de mover el vehículo incluso a velocidades muy bajas.

Cambia en el punto adecuado

Cambiar en el punto óptimo (1.500 – 2.500 rpm en los gasolina, 1.300 – 2.000 rpm en los diésel) hace que la conducción sea más eficiente: quedarse corto implica un gasto mayor en la siguiente marcha para recuperar, mientras que pasarse hace que el coche gaste de más hasta que suba de marcha.

Usa marchas largas cuando sea posible

Desahoga el motor, permitiendo conducir “a vela” con el propulsor más desahogado y reduciendo sensiblemente el consumo.

Mantén una velocidad constante

Los acelerones, frenadas y cambios de velocidad fuerzan al motor, que se ve obligado a gastar más combustible. Mantener la velocidad deseada reduce mucho el consumo.

Menor velocidad, menor gasto

Es cuestión de lógica, cuanto menos se le exija al motor, menor combustible gastará.

Anticípate

En línea con los puntos anteriores, si estás atento a lo que sucede en la carretera, podrás programar tus siguientes movimientos para mantener la velocidad, no tener que dar frenazos, etc.

Usa el freno motor

Utiliza esta técnica para reducir la velocidad, bajando marchas y sin tocar los frenos. En el caso de los modelos electrificados, con la frenada regenerativa, es todavía más útil.

Pendientes

Intenta subirlas retrasando al máximo el pasar a marchas cortas y al bajarlas opta por marchas largas y que el automóvil se desplace por inercia

Cajón de sastre

Aquí van otros cuantos consejos generales bastante útiles: llevar los neumáticos con la presión adecuada, no cargar en exceso el coche, no lleves abiertas las ventanillas, controla el uso del aire acondicionado y la calefacción, etc.

Etiquetas:

Contaminación

Y además