Skip to main content

Noticia

El BMW M5 se enfrenta a Tesla: duelo de conceptos

BMW M5

El nuevo BMW M5 es una de las bestias más espectaculares que ha pisado una carretera de toda la historia de la marca. Su poderío es innegable, pero ¿es suficiente como para hacer frente a las versiones más capaces de los Tesla Model S y Model X? Toda una guerra de conceptos...

Seguramente no haya nada más injusto en el mundo de la automoción que enfrentar en una carrera de aceleración a un vehículo de combustión con otro eléctrico. El funcionamiento de ambos conceptos mecánicos dista tanto que incluso puede no admitir comparación. Sin embargo, resulta curioso lo igualados que pueden estar en ciertos momentos. Si no, solamente tienes que ver lo que pasa en el vídeo grabado por la gente de DragTimes, en el que se enfrentan el majestuoso BMW M5 tanto con el Tesla Model S P100D como con el Tesla Model X, también en su versión más potente.

Por mucho que los eléctricos americanos tengan cierta ventaja en la distancia del cuarto de milla y que sean un prodigio tecnológico, un servidor siempre se quedaría con el BMW M5. Su motor V8 de 4,4 litros TwinPower Turbo te pone la piel de gallina nada más arrancar. Sin entrar de lleno en lo que da de sí, el bramido de sus escapes no tiene comparación con el silbido de un eléctrico, más propio de un Scalextric. Sí, la industria va hacia allí claramente, pero el componente de pasión que ofrecen los deportivos de combustión de altas prestaciones es, a día de hoy, inigualable.

No te pierdas: El BMW Serie 3 eléctrico, en desarrollo

Dicho esto, no hay que dejar de reconocer que las prestaciones de ambos Tesla son impresionantes. Poco más de 11 segundos es lo que tardan ambos en recorrer el cuatro de milla. Pisar a fondo el pedal derecho de estas variantes P100D es una auténtica prueba para la resistencia de nuestro cuello. Otra cosa es que la sensación que dan a partir de cierto momento es de una linealidad que al V8 alemán no le ocurre. Pero no, nadie puede negar que no sean rápidos como el que más.

Por su parte, el nuevo BMW M5 tiene pocos rivales en el planeta, aunque desde luego que los Tesla más capaces son uno de ellos si lo que queremos medir es aceleración pura y dura. Y eso es mucho decir si tenemos en cuenta que el motor teutón desarrolla 600 CV de potencia, lo que permite una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,4 segundos y una velocidad punta de 305 km/h, siempre y cuando incorpores el M Driver's Package, claro.

Lecturas recomendadas