Noticia

Estilo de vida

BiciMAD, las bicicletas de Madrid, al borde la quiebra

Mónica Redondo

23/10/2015 - 09:35

Que el alquiler de bicicletas BiciMAD quiebre no es algo imposible. Tras escasos 15 meses de vida, el servicio que ofrece la empresa Bonopark no cesa de recibir ataques, ya sean robos directamente u actos de vandalismo. Si el Ayuntamiento de Madrid y la empresa concesionaria no llegan a una solución, posiblemente Madrid se quede sin el servicio de alquiler de bicicletas.

No te pierdas: Las ciudades españolas con la mejor bicicleta pública

BiciMAD, el servicio de alquiler de bicicletas del Ayuntamiento de Madrid está al borde de la quieba. Bonopark, la empresa concesionaria del servicio tiene unas pérdidas de 300.000 euros al mes, según informan desde el Consistorio madrileño. La empresa ha exigido al Ayuntamiento que la compense por las pérdidas que genera el servicio, que ascienden a 3,6 millones de euros, según fuentes municipales. “Si no solucionamos este problema, planteará un concurso de acreedores”, aseguró José Antonio Díaz, segundo concejal de Movilidad de Madrid.  “Si el Ayuntamiento se tiene que quedar con el sistema”, es decir, asumir su gestión directa, “se lo quedará, aunque no es esa la intención en esta primera etapa”, añadió Díaz. Si ambos organismos no llegan a un acuerdo, es muy probable que BiciMAD quiebre.

“El contrato es un horror, pero la empresa tiene mucha culpa. Estamos presionándola hasta cierto punto, no podemos encontrarnos con un muerto, tenemos que buscar la mejor solución”, añadió Díaz. Bonopark, hasta el momento, no ha querido manifestar su opinión sobre el asunto.Ante las críticas de la oposición, el Ayuntamiento ha admitido que el servicio de alquier de bicicletas "no es óptimo" y por ello se ha sancionado a la empresa concesionaria. Durante el cuarto trimestre de 2014, a la empresa concesionaria se le descontó el 11% del pago comprometido por contrato; en el primer trimestre de 2015, el 3%; y en el segundo trimestre de 2015, el 20% “por la reiteración” en los fallos.  El Ayuntamiento debe abonar 390.000 euros cada trimestre a Bonopark.

Vigilancia policial

El Ayuntamiento ha ordenado a los agentes de Movilidad que vigilen las calles para evitar la destrucción y el robo de las bicicletas. Con esta medida, el Consistorio madrileño lucha para evitar que BiciMAD quiebre. Además, ha dado a la Policía Municipal acceso a la base de datos “para saber dónde están las bicis” y evitar unos daños que atribuye “generalmente a jóvenes”. BiciMAD acumula, durante sus escasos 15 meses de vida, una larga trayectoria de fracasos que lleva a que los ciudadanos no opten por este servicio de movilidad. 

BiciMAD: un servicio marcado por el robo y el vandalismo

Ante los problemas que iban surgiendo, -colapso de sistemas, bicicletas averiadas, no llegaban los abonos a los usuarios, etc- La entonces alcaldesa de Madrid, Ana Botella, luchó por sacar adelante este servicio, incluso elevó el límite de velocidad de las bicicletas de 18 a 25 kilómetros por hora. Seis meses después de la inauguración, BiciMAD (más información) tenía 28.000 abonados y el uso de la bicicleta había crecido un 16% en Madrid. Tobias Zisik, director de Bonopark, advirtió el pasado mes de enero, "debemos prestar especial atención al mantenimiento, a la redistribución y al vandalismo". Ahora los robos y los daños causados se han convertido en el principal problema del servicio de alquiler de bicicletas, BiciMAD.

El Ayuntamiento de Madrid ha pedido nuevas medidas de seguridad a Bonopark, entre ellas un sistema de localización (GPS) mejorado para ubicar las bicicletas desaparecidas. Además, el Consistorio aumentó el número de bicicletas, en un millar, durante el mes de septiembre para suplir aquellas fuera de servicio por daños o robos. A día de hoy, ni con esas nuevas bicicletas se alcanza la cifra de 2.028 operativas en las calles. Desde la puesta en marcha de BiciMAD, en junio de 2014, 1.006 bicicletas han sido robadas o inutilizadas, y 1.625 estaciones de anclajes han resultado dañadas. Por este motivo, se han tenido que realizar 4.500 reparaciones en sillines, ruedas o estaciones, según fuentes de la empresa  Bonopark. Entre enero y julio, se registraron 470 robos, y 450 bicicletas sufrieron daños. El Ayuntamiento ligó estos incidentes al aumento del número de usuarios.

El verano fue terrible: los actos de vandalismo se cuadruplicaron. De las 790 bicicletas que habían quedado inutilizadas hasta entonces, 215 lo fueron del 1 de junio al 15 de julio. Desde entonces la situación no ha mejorado, alcanzándose así los 1.006 vehículos dañados. Algunas bicicletas sustraídas han aparecido a la venta días después en Rumanía por 500 euros. Esto coincide paradójicamente con el aprecio de los ciudadanos por BiciMAD, un servicio que valoran con una nota de 6,92 sobre 10 pese a los casi continuos incidentes. Esos actos de vandalismo han terminado por ahora en más de un centenar de juicios, según Bonopark, y en una veintena de sentencias firmes. Varias de estas condenas han implicado penas de cárcel, de entre cuatro y seis meses, por hurto o robo; otras han supuesto multas de hasta 1.000 euros. Si la situación no mejora, sin duda, se llegará a que BiciMAD quiebre. Si todavía dudas en abonarte a este servicio, te traemos lo mejor y lo peor de las bicicletas eléctricas asistidas

Fuente: El País.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches